La tributación del libro electrónico

0

Tributación libro electrónicoEs comúnmente conocido que el IVA aplicable a libros, periódicos y revistas en soporte físico es el tipo superreducido del 4%, beneficiándose de un trato preferencial a efectos de IVA. Aquí estarían incluidos el libro en soporte físico (el libro en papel de toda la vida) y también el libro electrónico representado en un soporte físico (CD, USB, DVD). Pero qué ocurre con el libro electrónico “online”, es decir, los que descargamos desde una plataforma web sin incorporación a un soporte físico, pues que esos libros están gravados al 21%.

 

¿Entrega de bienes o prestación de servicio?

Y te preguntarás, si ambos son libros, ¿por qué tienen ese diferente tratamiento? Pues básicamente por una cuestión conceptual.

  1. La entrega de un libro en soporte físico se considera una entrega de bienes, y son únicamente las entregas de bienes consistentes en libros, periódicos y revistas las que se benefician del tipo superreducido del 4%.
  2. La compra de un e-book online se considera una prestación de servicio realizada por vía electrónica relativa a la transmisión del contenido digitalizado de libros, y por tanto al no ser una entrega de bienes no se puede beneficiar del tipo del 4%.

 

Coste de distribución

La justificación de esa diferencia impositiva radica en los diferentes costes de distribución entre el libro físico y el e-book. Los costes de distribución de los e-book son muy inferiores a los del libro físico pudiendo incluso tener precios inferiores de cara al consumidor final aunque tributen a un tipo impositivo superior.

 

¿Por qué no aplicar a los libros electrónicos el mismo IVA de 4%?

Son muchos los gremios de profesionales en los que existe unanimidad al respecto de bajar al 4% el tipo impositivo aplicable a los e-books, por dos motivos, cuando se ha bajado el IVA de productos culturales, el consumo ha aumentado, y además se solucionaría el problema planteado, que no es otro que haber considerado de manera diferente productos de la misma naturaleza.

Pero la resolución del problema se ha prolongado en el tiempo porque se trata de una competencia comunitaria y, por tanto, los gobiernos nacionales no pueden aplicar regímenes singulares de IVA, ya que de lo contrario podría producir una competencia incontrolada entre países.

 

El Consejo de la UE modifica la Directiva 2006/112/CE

La buena noticia es que el Consejo de la UE en la Directiva 2018/1713 de 6 de noviembre de 2018 modifica la Directiva 2006/112/CE en lo relativo a los tipos del impuesto sobre el valor añadido aplicados a los libros, los periódicos y las revistas, considerando lo siguiente:

  1. La Directiva 2006/112/CE del Consejo establece que los Estados miembros pueden aplicar un tipo reducido del impuesto sobre el valor añadido (IVA) a las publicaciones en cualquier medio de soporte físico. Sin embargo, no puede aplicarse un tipo reducido del IVA a las publicaciones por vía electrónica, que deben estar sujetas al tipo normal.
  2. De acuerdo con la comunicación de la Comisión de 6 de mayo de 2015 sobre una Estrategia para el Mercado Único Digital de Europa y a fin de mantenerse al tanto de los avances tecnológicos en una economía digital, los Estados miembros deberían poder hacer coincidir los tipos de IVA aplicados a las publicaciones por vía electrónica con los tipos reducidos de IVA vigentes para las publicaciones suministradas por medio de soporte físico.

 

Partiendo de estas consideraciones la Directiva 2006/112/CE queda redactada de la siguiente forma:

Artículo 98:

«Los tipos reducidos no serán aplicables a los servicios prestados por vía electrónica, con excepción de los contemplados en el punto 6) del anexo III.»

Anexo III, punto 6):

«Suministro, incluido el préstamo en bibliotecas, de libros, periódicos y revistas, bien en cualquier medio de soporte físico, bien por vía electrónica, o en ambas formas (incluidos folletos, prospectos y material impreso similar, libros ilustrados y de dibujo y coloreado infantiles, música impresa o manuscrita, mapas, planos y levantamientos hidrográficos y similares), que no sean íntegra o predominantemente publicaciones destinadas a la publicidad y que no consistan íntegra o predominantemente en contenidos de vídeo o música audible.»

 

En resumen, el Consejo de la UE se ha pronunciado y permite, a los países que lo deseen, aplicar el IVA reducido a las publicaciones electrónicas, equiparando su gravamen al de los libros tradicionales. Ahora le toca aplicar la medida a España, medida que mucho nos tememos que se va a hacer esperar por la convocatoria de elecciones generales anticipada que ha hecho el Presidente del Gobierno. Pero aunque se dilate en el tiempo, pensamos que es una medida que será aprobada, porque existe un amplio consenso entre los grupos parlamentarios y además, somos el décimo país con el IVA más alto de Europa para las publicaciones digitales.

 



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)


Más en Fiscal
Vender por internet
Vender por internet como particular

Quién no ha realizado la compra o venta de algún bien, nuevo o de segunda mano por internet, y ni...

Cerrar