¿Eres autónomo y trabajas fuera de España?…eres un autónomo desplazado.

0

Viajar

Como habrás podido comprobar la globalización llega a todos los aspectos de nuestra vida, y uno de ellos puede ser tu labor profesional. Cada vez son más los profesionales que trabajan para empresas extranjeras en formato online desde sus domicilios en España. Ésta es una buena opción, quizás la mejor, trabajas desde casa, vives en España y tienes a la familia y amigos cerca.

Pero no siempre “llueve a gusto de todos” y hay clientes extranjeros que exigen a los profesionales desplazarse a sus instalaciones en otro país para el desarrollo de un proyecto, más o menos largo (entonces eres un autónomo desplazado). Desde el punto de vista económico, y por nuestra experiencia con muchos autónomos, suele compensar, pero tiene sus inconvenientes, y uno de ellos siempre gira alrededor de cómo debes gestionar tu situación legal como autónomo, dónde cotizas, dónde pagas impuestos, etc.

 

Tu relación con Seguridad Social siendo autónomo desplazado

Lo primero que debes saber es que el tiempo que puedes trabajar como autónomo en el extranjero cotizando en España está limitado a 2 años. Y antes de irte al extranjero, tendrás que comunicar a la Seguridad Social el desplazamiento. De esta forma, si te desplazas a Europa, tendrás asegurada la asistencia sanitaria, usando la tarjeta sanitaria europea u obteniendo el reembolso de los gastos sanitarios.

Si te desplazas a un país de fuera de la Unión Europea, deberás conocer cómo están contempladas estas situaciones en el convenio entre España y el país de destino en materia de Seguridad Social.

Pero y si resulta que el tiempo en el que debes desarrollar tu labor profesional es superior a dos años, ¿qué opciones tienes?

  1. Darte de alta en el país donde vayas a desarrollar tu actividad, pagando allí las cotizaciones. Eso supondrá que en el momento de la jubilación, tendrás que iniciar trámites con esa administración extranjera, lo que complica todo el proceso.
  2. Puedes solicitar una prórroga a la Seguridad Social, demostrando que el proyecto necesita más tiempo de estancia en el extranjero para finalizarlo.
  3. Si a priori sabes que el tiempo de trabajo en el extranjero va a ser superior a 2 años, puedes pedir una exención y que te permitan estar de alta en España durante todo el periodo.
  4. Otra alternativa, es volver a España, darte de baja de autónomo, estar 2 meses sin ejercer ninguna actividad y volver a reanudar la actividad pasado ese periodo.

 

Tu relación con Hacienda y el pago de impuestos

Siempre que sigas siendo residente fiscal en España deberás seguir tributando en España. Debes saber que la estancia de más de 183 días en territorio nacional (criterio que no se cumplirá en el caso del autónomo desplazado) no es el único criterio que se tiene en cuenta para determinar tu residencia fiscal. En el art. 9 de la LIRPF se establece lo siguiente: Se entenderá que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando se dé cualquiera de las siguientes circunstancias:

 

  • Que permanezca más de 183 días, durante el año natural, en territorio español.
  • Que radique en España el núcleo principal o la base de sus actividades o intereses económicos, de forma directa o indirecta.

 

Se presumirá, salvo prueba en contrario, que el contribuyente tiene su residencia habitual en territorio español cuando, de acuerdo con los criterios anteriores, resida habitualmente en España el cónyuge no separado legalmente y los hijos menores de edad que dependan de aquél.

Si no cumples ninguna de estas circunstancias, porque eres soltero y no tienes intereses económicos en España, se te considerará residente en el país de destino y tus rendimientos tributarán en dicho país.

[Sobre la tributación en el extranjero]

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Share on Google+0


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
criptomoneda
El intercambio de criptomonedas, ¿tributa?

Seguro que muchos de nuestros lectores han comprado, cambiado y vendido criptomonedas, y es también seguro que muchos se han...

Cerrar