¿Compras servicios en países como Estados Unidos o India?

0

inversión del sujeto pasivo

En algunos artículos de nuestro blog hemos explicado cómo funciona el Registro de Operadores Intracomunitarios si compras y vendes dentro de la Unión Europea. Pero, ¿y si compras servicios de países fuera de la Unión Europea como Estados Unidos, India o China? En el post de hoy vamos a explicar cómo funciona la liquidación de estos importes en tus impuestos trimestrales.

 

Caso 1: Prestador y adquiriente del servicio españoles

Vamos a empezar explicando cómo se configura, desde el punto de vista del IVA, una relación comercial cuando los 2 intervinientes, el prestador del servicio y el adquirente, están domiciliados en España.

En estos casos, y en aplicación de la regla general, la persona que realiza las operaciones sujetas al impuesto (por ejemplo, la programación de una página web) es la obligada a cobrar el IVA del cliente, y a cumplir con las obligaciones formales (presentar el impuesto e ingresarlo en la Hacienda Pública). Al prestador del servicio y desde el punto de vista del IVA, se le llama sujeto pasivo del impuesto.

 

Caso 2: Prestador del servicio extranjero

Ahora bien, qué ocurre cuando esa operación sujeta al impuesto (nuestra programación de una página web) se realiza por una persona o entidad no establecida en el territorio IVA, es decir, que no esté domiciliada en España (Península y Baleares).

Siguiendo con el ejemplo del título de este post, vamos a imaginar que un ingeniero domiciliado en Madrid contrata la programación de una página web a una empresa americana. En estos casos, y para facilitar la aplicación del impuesto, el sujeto pasivo no es quien las realiza (en nuestro ejemplo, la empresa americana), sino el destinatario de las mismas, es decir, nuestro ingeniero madrileño. A esta regla se le llama Inversión del Sujeto Pasivo (ISP).

En estos casos, la empresa americana debe emitir una factura sin ningún impuesto, ni americano ni español, por tanto, solo aparecerá el importe del servicio por programar la página web. Una vez el ingeniero madrileño reciba esa factura deberá autorrepercutirse el IVA, y te preguntarás cómo se hace eso de la autorrepercusión, pues es más sencillo de lo que parece.

Si este servicio lo hubiera prestado una empresa española iría al tipo general de IVA (21 %) y es el tipo de IVA que se utilizará para la autorrepercusión. El ingeniero madrileño deberá reflejar en su modelo 303 de IVA trimestral los importes siguientes:

  • 1000 € de base imponible en la parte de IVA repercutido (ponemos como ejemplo un valor fácil de calcular)
  • 210 € correspondiente al IVA repercutido

y de igual manera debe reflejar en la parte de IVA deducible una inversión de:

  • 1000 € de base imponible de IVA deducible
  • 210 € de IVA soportado

En definitiva, y salvo excepciones (como los contribuyentes que están en prorrata), se trata de una cuestión formal a reflejar en el modelo 303 trimestral y en el resumen anual (modelo 390), pero que no va a afectar al importe de IVA a pagar o a compensar.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone

Asesor fiscal y abogado. Responsable de las áreas fiscal y contable.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 3,75 de 5)


Más en Fiscal
trabajadores, blanco y negro, oficina, co-working
Nuevo sistema de gestión del IVA (SII)

El sistema de gestión del IVA, tal como lo conocemos, lleva 30 años funcionando, y ha sido el 1 de...

Cerrar