¿Cómo tributa la lotería de Navidad?

0

Loteria Navidad

No hay nada más navideño y que nos haga más ilusión que la Lotería de Navidad. Ese día 22 en todos los emplazamientos (hogares, lugares de trabajo, etc) a nivel nacional (o internacional) están siguiendo a los niños de San Ildefonso, esperando que la suerte se acuerde de nosotros. Pero, si eres agraciado con un premio de la Lotería de Navidad, ¿cómo y cuándo tributa? ¿Y si es compartida? Te contamos aquellos pequeños detalles que debes tener en cuenta.

 

La retención sobre el premio obtenido será del 20%, excepto los premios inferiores o iguales a los 2.500 euros, que están exentos, todo lo que exceda de dicha cantidad, tributará. Por lo tanto, los números de este año que sean premiados con un importe superior a 2.500 euros deberán pagar impuestos, es decir, que si te toca el Gordo de Navidad, de 400.000 euros, 79.500 euros irán a Hacienda (400.000 – 2.500 = 397.500 x 20%). Estos impuestos se retendrán directamente en el momento del cobro del décimo premiado.

 

Los contribuyentes del IRPF que hayan soportado la retención en el momento del abono del premio, o no (por ser su cuantía inferior a 2.500 euros), no tendrán que presentar ninguna otra autoliquidación.

En cuanto a las participaciones, si no has comprado lotería, pero sí algunas participaciones puede que también te afecte el recorte fiscal. Si tienes una participación de un décimo y ese décimo es premiado con más de 2.500 euros, se te aplicará la retención de la que hablamos y cobrarás lo que te corresponda.

 

Lo más conveniente es que los décimos premiados se cobren a través del banco y allí mismo se aporten todos los datos de cada una de las personas con quienes se ha compartido el décimo ganador. Sino corres el peligro de que tus datos no lleguen de manera adecuada a la Agencia Tributaria y consideren el reparto del premio como una donación con el consiguiente aumento de impuestos. Ya que si se realiza de la forma incorrecta, una persona realiza el cobro íntegro del premio y posteriormente reparte una cantidad sustanciosa, las personas que la reciben, no tienen forma de justificar la procedencia del dinero.

 

Por tanto, si la suerte llama a tu puerta disfruta del momento, pero posteriormente ten la mente fría para gestionar el cobro del premio de la forma más adecuada, principalmente si se pretende repartir.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Otros
proveedores
Los contratiempos de tus proveedores tambien son los tuyos

Si tienes un negocio, sabes muy bien la importancia de tener buenos proveedores y si en algún momento éstos han...

Cerrar