¿Debo pagar impuestos por la venta de mis objetos de segunda mano por internet?

0

Venta objetos usados

Cada vez es más común tener algún conocido que ha realizado una venta de algún objeto que ya no usaba o que nunca llegó a usar. Pero, ¿qué dice la ley ante esta transacción? En las siguientes líneas te comentamos cómo se han de considerar este tipo de operaciones para realizarlas correctamente y qué ocurre si no lo hacemos.

Aplicaciones como Wallapop o portales como Vibbo o eBay ya son conocidos por todos por la compra y venta de artículos, pero lo cierto es que Hacienda está encontrando cierto “negocio” detrás de las operaciones que en ellas se puedan realizar. Por ello, desde el año 2015 la Agencia Tributaria está intensificando su vigilancia en estos portales, esto no quiere decir que nos debamos sentir observados, pero sí que debemos conocer cual es la operativa en este terreno.

La compraventa de un artículo de nuestra propiedad es considerado una ganancia o pérdida patrimonial (según el resultado de la operación) y deberá ser sumado a la renta del ahorro en el Impuesto Sobre la Renta de Personas Físicas. Así, si tenías un sofá que no utilizabas y lo has vendido, has podido percibir una ganancia o pérdida patrimonial.

 

¿Cómo determinar la ganancia o pérdida?

Hacienda hace una fórmula sencilla, será la diferencia entre el precio de compra y el precio al que lo has vendido. Lo ideal, es que el precio de compra sea inferior al precio de venta y obtener con ello una ganancia, pero existen casos en los que no ocurre así y se obtienen pérdidas. En estos casos, no se deberán pagar impuestos, pero sí incluirlos en la declaración cuando corresponda.

Hay que tener en cuenta que existen determinados bienes que Hacienda no considera pérdida por el hecho de venderlos por debajo de su precio inicial, ya que se entiende esa disminución por su deterioro. Un ejemplo serían los coches.

Un caso particular serían los regalos, ya que no se ha llegado a realizar una compra (no se realizó un desembolso económico). En estos casos se entiende como si se hubiese efectuado y se calcula de igual manera.

El comprador tampoco está exento de pagar impuestos, ya que, cuando se compra algo nuevo, el impuesto que lo grava es el IVA. En el caso de bienes de segunda mano la operación está gravada por el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales. Este impuesto recae sobre cualquier elemento ya sea un coche, un ordenador, una vivienda, un reloj de pared, etc.

 

¿Cual es la repercusión de no tributar?

Si Hacienda se percata de que ha habido una transacción de esta índole y no se ha declarado, en el caso de que exista ganancia patrimonial, puede realizar una paralela y sancionarnos. Te exigiría el dinero que no se abonó en su momento y una sanción que puede alcanzar hasta el 150% de las cantidades adeudadas al fisco. En el caso del comprador ocurriría exactamente igual.

La forma de solventarlo es realizando una declaración complementaria y así evitar parte de la sanción.

En el caso de las pérdidas patrimoniales no están libre de cargas, la falta de inclusión de datos conllevaría una sanción de hasta 200€.

 

¿Existe necesidad de darse de alta como autónomo?

No, siempre y cuando no se considere actividad económica, entendiéndose ésta cuando se realice compra de artículos aprovechando sus precios bajos para después venderlos y de esta forma lucrarse.

 

Así, si queremos sacar un extra vendiendo aquello que nos está ocupando ese espacio tan valioso en nuestras casas, sólo debemos recordar incluir su ganancia o pérdida  en la declaración de la renta del periodo que corresponda.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (5 votos, promedio: 3,60 de 5)


Más en Fiscal, Legal
Alquiler inmuebles
Ventajas fiscales de la actividad alquiler de inmuebles

Si alquilas inmuebles, existen ventajas fiscales por las que te interesaría darte de alta en la actividad de alquiler de...

Cerrar