De trabajador a trabajador: ¡Emprende!

0

Emprendedores

Cómo ya sabéis, en e-autónomos ofrecemos la posibilidad de que publiquéis vuestros artículos, siempre que traten temas de interés para nuestros lectores. Hoy contamos con la colaboración de Xavier Gispert, abogado y jefe de área contable y fiscal de Barcelona. Para acceder a su perfil en LinkedIn, pinchar en este enlace. También tiene perfil en Twitter: @XavierGispert. ¡Muchas gracias por tu artículo motivador Xavier!

 

Una de las publicaciones en las redes sociales  que más me ha llamado la atención últimamente ha sido una viñeta publicada por un contacto en Facebook. En ella, una chica se dirige a un chico más o menos trajeado con maletín y cara triste. Ella le pregunta ¿Y tus sueños? A lo que él responde “Los cambié por un trabajo estable”. En primera instancia, no le di más importancia; la encontré divertida, “Bien pensada, así somos todos”, me dije. No obstante, no pude evitar pensar y pensar… y  de la reflexión salió este artículo.

Como profesional del asesoramiento a Autónomos y Pequeñas Empresas, son muchas las variables que con independencia del tamaño de estas, tenemos en cuenta a la hora de ajustar su funcionamiento a la legalidad vigente. Materias fiscales, contables y laborales, obligaciones mercantiles, relaciones con las distintas administraciones y un largo etcétera. A menudo, no nos engañemos, este marco es suficiente para que emprendedores, futuros autónomos y pequeños empresarios no lleguen a serlo nunca. Mueren sueños, pero también seguramente, buenos proyectos.

Por suerte, actualmente tengo ocasión de seguir la puesta en marcha de varios proyectos por parte de familiares cercanos. Veo en ellos algo que jamás había apreciado con la debida atención: ILUSIÓN y PASIÓN por aquello que están creando. No es para ellos un trabajo, es un “todo” al que están plenamente entregados. Una labor que empezó con un primer paso, a la que nadie excepto ellos pondrá límites ni condiciones. Nunca había analizado un proyecto  empresarial desde esta vertiente, pero créanme, con independencia de que acaben resultando proyectos viables (seguramente sí, no puedo tener otro deseo), habrán experimentado algo que jamás consiguieron con sus empleos, ser FELICES.

Mi especialidad no es la psicología (si lo es la de mi contacto), ni pretendo escribir artículos ni cualquier otro texto de autoayuda. Yo mismo, al fin y al cabo, también sigo siendo un empleado por cuenta ajena. Lo que intento transmitir seguramente es aquello que también deberíamos aplicar a nuestro día a día. ¡No habrá una segunda vida (aquí una segunda vida laboral)! Pasemos de la idea al hecho, porque lo vivido, creo, será suficiente.

En ningún caso pretendo fomentar la inconsciencia, ni apostar por aventuras descabelladas, ni mucho menos ofrecer falsas expectativas en mundos maravillosos. Como les he dicho, justamente mi ámbito profesional más bien se rige por todo lo contrario, pero sí ofrecer una razón más a su proyecto, a su SUEÑO. No será fácil, nunca les defenderé lo contrario, pero seguramente nunca obtengan lo mismo trabajando para un tercero, con sus recursos y para su beneficio.

De trabajador a trabajador: ¡Emprende!

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (4 votos, promedio: 4,00 de 5)


Más en Emprendedores, Freelance
¿Quieres escribir en el blog de e-autonomos?

 Si deseas tener un lugar donde publicar algún artículo propio y que éste le llegue a mucha gente, nosotros te...

Cerrar