Nuevas reducciones en la cuota de los autónomos

0

La Ley 31/2015 de 9 de septiembre que modifica y actualiza la normativa en materia de autoempleo, entró en vigor el pasado sábado, día 10 de octubre. Esta ley modifica el Estatuto del Trabajado Autónomo (Ley 20/2007) incluyendo novedades interesantes y mejorando aspectos importantes de la regulación anterior, de hecho incluye un nuevo capítulo II en el Título V bajo la rúbrica “Incentivos y medidas de fomento y promoción del Trabajo Autónomo”, donde se integran los artículos 31, 32, 35 y 38, que son los que vamos a tratar de desmenuzar en este post.

 

Nueva regulación de los incentivos y medidas de fomento y promoción del Trabaja Autónomo (Ley 31/2015. Entró en vigor el 10 de octubre)

Quizás os preguntáis el porqué de esta nueva regulación, pues bien la respuesta a esa pregunta solemos encontrarlas en los preámbulos de las leyes, y en ésta no iba a ser distinto. Actualmente el trabajo autónomo presenta un importante peso específico en el mercado de trabajo que, si bien, durante los años de crisis experimentó un significativo descenso –entre enero de 2008 y diciembre de 2012 el número de autónomos afiliados a la Seguridad Social se redujo en 387.448 personas–, ha demostrado una importante capacidad de recuperación. Solo en 2014 el número de autónomos creció en 75.465 personas y entre diciembre de 2011 y diciembre de 2014 el número de trabajadores por cuenta propia ha registrado un incremento de 54.137 afiliados.  Además, los trabajadores por cuenta propia aglutinan un enorme potencial en cuanto a generación de empleo. Así lo demuestra el hecho de que, en los últimos tres años, el número de asalariados contratados por autónomos se ha incrementado en un total de  95.145 personas, lo que representa un crecimiento del 14 por ciento.

 

Los autónomos crecieron en número en 2014: 75.465 personas

Han sido estos los motivos por los que se sigue apostando por el fomento del autoempleo y las políticas activas de empleo, aunque según nuestro parecer todo sería más sencillo y positivo para el autónomo si nos dejáramos de tanta bonificación, que en muchas ocasiones complican enormemente lo que debería ser un trámite fácil y sencillo, y usáramos un sistema de pago de cuotas utilizando un método retributivo, si cobras más contribuyes más y si cobras menos contribuyes menos, obviamente acompañado de un aumento y disminución de prestaciones, respectivamente, pero para los inicios de la actividad de un autónomo sería la mejor opción.

Quizás estas medidas no sean las mejores, pero por ahora son las que tenemos, y lo mejor es conocerlas.

 

Artículo 31. Reducciones y bonificaciones a la Seguridad Social aplicables a los trabajadores por cuenta propia.

En este artículo se recoge la medida estrella de la tarifa plana, intentado simplificar lo que existía hasta el momento. Se trata de una reducción que se aplicará a los trabajadores por cuenta propia que reúnan uno de estos dos requisitos:

 

  1. Que causen alta inicial en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (en adelante RETA).
  2. Que no hubieran estado en situación de alta en RETA en los últimos 5 años  inmediatamente anteriores .

 

A estos autónomos se les beneficiará de la siguiente forma durante los 18 meses siguientes al inicio de su actividad:

 

  1. 6 MESES: abonarán 50,00 €
  2. 6 MESES: se les aplicará una reducción del 50% sobre la cuota mínima.
  3. 6 MESES: se les aplicará una reducción del 30% sobre la cuota mínima.

 

¿Qué ventajas tienen los hombres menores de 30 años y las mujeres menores de 35 que cumplan con alguno de los 2 requisitos anteriores?  Tendrán 12 meses más de reducciones, disfrutando de un plazo total de 30 meses, y quedará de la siguiente forma:

 

  1. 6 MESES: abonarán 50,00 €
  2. 6 MESES: se les aplicará una reducción del 50% sobre la cuota mínima.
  3. 18 MESES: se les aplicará una reducción del 30% sobre la cuota mínima.

 

NOVEDAD INCLUIDA POR ESTA NORMATIVA: Los autónomos que contraten trabajadores no perderán el derecho a seguir disfrutando de estas reducciones.

 

También nos gustaría hacer alusión a una consulta que recibimos de muchos clientes y suscriptores:

¿Qué ocurre si me doy de alta aprovechando una de estas reducciones pero a los 3 meses tengo que dejar la actividad por cualquier motivo, previendo que la podré reanudar a los 6 meses? ¿Pierdo la reducción cuando tramite mi segunda alta?

Si te das de baja no pierdes la reducción, sino que pierdes meses de reducción, es decir, desde el mes 4 al mes 9 (meses en los que no has ejercido actividad) pierdes el derecho a reducirte y además no lo puedes recuperar, pero al darte de alta de nuevo en el mes 10 seguirás beneficiándote de la reducción que te corresponda en ese mes, que en este caso sería del 50 %.

 

Artículo 32. Reducciones y bonificaciones de cuotas de la Seguridad Social para las personas con discapacidad (igual o superior al 33%) , víctimas de violencia de género y víctimas del terrorismo que se establezcan como trabajadores por cuenta propia.

Estos 3 colectivos tienen mejoras tanto en relación al número de meses como en relación al porcentaje de reducción, siempre que cumplan con uno de los 2 requisitos de los que hemos hablado anteriormente:

 

  1. Que causen alta inicial en el RETA.
  2. Que no hubieran estado en situación de alta en RETA en los últimos 5 años  inmediatamente anteriores .

 

Los beneficios se extienden durante un periodo de 60 meses, de la siguiente forma:

 

  1. 12 MESES: abonarán 50,00 €
  2. 48 MESES: se les aplicará una reducción del 50% sobre la cuota mínima.

 

También podrán seguir disfrutando de estas reducciones si emplean a trabajadores por cuenta ajena.

 

Artículo 35. Bonificaciones por altas de familiares colaboradores de trabajadores autónomos.

El cónyuge y familiares de trabajadores autónomos por consanguinidad o afinidad hasta el segundo grado inclusive y, en su caso, por adopción, que se incorporen al RETA, siempre y cuando no hubieran estado dados de alta en el mismo en los 5 años inmediatamente anteriores, y colaboren con ellos mediante la realización de trabajos en la actividad de que se trate, tendrán derecho a una bonificación durante los 24 meses siguientes a la fecha de efectos del alta. Durante esos 24 meses podrán disfrutar de las siguientes bonificaciones:

 

  1. 18 MESES: se les aplicará una bonificación del 50% sobre la cuota mínima.
  2. 6 MESES: se les aplicará una bonificación del 25% sobre la cuota mínima.

 

Artículo 38. Bonificación de cuotas de Seguridad Social para trabajadores autónomos en período de descanso por maternidad, adopción, acogimiento, riesgo durante el embarazo, riesgo durante la lactancia natural o suspensión por paternidad.

Si eres autónomo y necesitas a un trabajador que te sustituya durante los siguientes periodos:

  1. Descanso por maternidad
  2. Descanso por paternidad
  3. Descanso por adopción
  4. Descanso por acogimiento
  5. Descanso por riesgo durante el embarazo
  6. Descanso por riesgo durante la lactancia natural

 

Y utilizas un contrato de interinidad bonificado celebrado con desempleados, según se recoge en el Real Decreto-Ley 11/1998, se te aplicará una bonificación del 100 por 100 sobre la cuota que resulte de aplicar sobre la base mínima.

 Solo será de aplicación esta bonificación mientras coincidan en el tiempo la suspensión de actividad por dichas causas y el contrato de interinidad del sustituto y, en todo caso, con el límite máximo del periodo de suspensión.

 

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn26Share on Google+0

Asesor fiscal y abogado. Responsable de las áreas fiscal y contable.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (7 votos, promedio: 4,43 de 5)


Más en Fiscal
Los autónomos podrán desgravarse los gastos de su vivienda

Hemos explicado en varias ocasiones que es muy complejo demostrar la deducibilidad de los gastos en suministros cuando ejerces tu actividad...

Cerrar