Los autónomos podrán desgravarse los gastos de su vivienda

0

desgravar-gastos-vivienda-autonomos

Hemos explicado en varias ocasiones que es muy complejo demostrar la deducibilidad de los gastos en suministros cuando ejerces tu actividad en una parte de tu vivienda. Hasta ahora solo era posible que te dedujeras el IBI, el seguro, la comunidad y la amortización, siempre en proporción a los metros cuadrados que usas para tu actividad. Los gastos que no fuesen individualizables no se podían deducir, es decir, prácticamente todos los suministros (luz, agua, gas, teléfono, Internet). Algunas soluciones han sido, por ejemplo, instalar un contador individual para la zona en la que realizas tu actividad, pero suele ser algo costoso y en muchos casos inviable.

 

Más de un TEAR (Tribunal Económico Administrativo Regional) ha dado en alguna ocasión su opinión a favor de los autónomos en este asunto, sin embargo, no era vinculante para Hacienda, y ha sido a consecuencia de esto cuando la propia Administración Tributaria ha elevado una consulta al TEAC (Tribunal Económico Administrativo Central) para que unifique el criterio de qué hacer con los gastos de la vivienda.
  

La resolución del TEAC

Sin embargo, el TEAC manifestó el 10 de septiembre su desacuerdo con Hacienda en lo que respecta a esta deducción de gastos en suministros, defendiendo que el autónomo está en su derecho de deducirse dichos gastos. Con esta resolución, se permite al autónomo deducirse gastos de suministros y aquellos relacionados con la vivienda en su IRPF.

 

Cabos sueltos

Anteriormente a la resolución del TEAC teníamos claro que podías deducirte en el IRPF los gastos derivados de la titularidad de la vivienda (comunidad, IBI, seguro, amortización), fijada por el número de metros cuadrados que se emplean en la vivienda, pero actualmente nos surgen algunas dudas.
 
Aun habiendo dado este paso adelante en favor de los autónomos, sigue siendo complejo, como comentábamos anteriormente, determinar qué parte del suministro se utiliza de manera personal y cuál de manera profesional. De hecho, el propio TEAC admite que no existe una regla que permita diferenciar la parte profesional de la personal, por ejemplo, en el suministro eléctrico.
 
Se trata de una resolución vinculante, por lo que Hacienda deberá emitir un comunicado y así, sabremos cómo actuar. Como aún no se ha indicado cómo demostrar las horas trabajadas o cómo es posible diferenciar el gasto de suministro profesional del personal sin la necesidad de dos contadores (que es lo que establecía Hacienda), puedes realizar una fórmula matemática que concluya los días trabajados, horas, y porcentaje utilizado de la vivienda, para obtener el porcentaje total de gastos a deducir en cada mensualidad.

 

Pongamos un ejemplo:

Supongamos que tienes un gasto mensual en suministro de 100 euros por la totalidad de tu vivienda; si utilizas el 20% de tu vivienda para la actividad profesional sacamos 20 euros de gastos, pero estos 20 euros corresponden a los 7 días de la semana, lo habitual es que trabajes los 5 días laborables, por lo que dividimos 20 entre 7 y lo multiplicamos por 5, obteniendo un total de 14.28 euros si trabajaras las 24 horas, suponiendo que trabajes una jornada completa (8 horas) dividiremos la cantidad obtenida entre 3, con lo que nos salen 4.76 euros mensuales.
 
100 totales (20%) > 20/7×5= 14.28/3= 4.76
 
Por lo tanto, si tus gastos son de 100 euros mensuales en suministros, te correspondería deducirte el 4.76% del total, afectando una habitación que corresponda al 20% de los metros totales de la vivienda. Pensamos de con esta interpretación Hacienda debería admitirte el gasto imputado sin reparos, porque estás calculando los gastos que corresponden al ejercicio de tu actividad en un horario generalmente admitido (40 h. semanales) y en los 5 días laborales que también se admiten comúnmente. De hecho la Agencia, en el mes de octubre de 2015, ha respondido a esta cuestión proponiendo la aplicación de un criterio combinado (nº de metros, días laborales y horas de actividad), que va en la línea de lo que nosotros proponemos.

 

Novedades (actualizado a 27/11/2015)

Recientemente, la Agencia Tributaria ha subido a su página web la respuesta a la consulta: “¿Son deducibles para la determinación del rendimiento neto de una actividad económica en estimación directa los gastos de suministros correspondientes a la vivienda habitual (agua, luz, gas, teléfono, etc.)?” Y ésta en concreto es la respuesta completa:

La determinación de los gastos del rendimiento de una actividad económica se encuentra presidida por el principio de correlación de ingresos y gastos, de tal suerte que sólo aquellos respecto de los que se acredite que se han ocasionado en el ejercicio de la misma serán deducibles.
 
En caso de afectación parcial de la vivienda habitual, no existe para los gastos de suministros (agua, luz, gas, calefacción, teléfono, etc.) una regla racional que permita discernir qué parte es utilizada para fines particulares y qué parte para el desarrollo de la actividad económica por lo que, siguiendo la regla de correlación de ingresos y gastos para la determinación del rendimiento neto de la actividad económica, sólo puede admitirse la deducción de aquellos gastos si su vinculación con la obtención de ingresos resultara acreditada por el tributario atendiendo, en todo caso, a la naturaleza de la actividad desarrollada.
 
La sola proporción en función de los metros cuadrados de la vivienda afectos a la actividad no serviría, pero podría, en su caso, servir un criterio combinado de metros cuadrados con los días laborales de la actividad y las horas en que se ejerce dicha actividad en el inmueble.
 
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (2 votos, promedio: 5,00 de 5)


Más en Fiscal
Hacer facturas sin estar de alta como autónomo: casos y condiciones

Muchas veces hemos hablado en nuestro blog de cuándo habría que darse de alta solo en Hacienda, y cuándo en...

Cerrar