Comprar la vivienda con el aparcamiento o no

0

150617

Te trasladas a una nueva vivienda en la que también se te ofrece una plaza de aparcamiento, sin embargo, como es demasiado dinero, prefieres posponer la plaza de garaje para más adelante. Pues bien, este razonamiento es un error y te explicamos el porqué.

 

1. El IVA

Cuando compras una vivienda nueva se aplica IVA de tipo reducido (10%). Este tipo de IVA también se aplica a las plazas de aparcamiento (máximo de dos plazas) y a los trasteros. Cuidado porque si no adquieres ahora la plaza o el trastero, cuando llegue el momento el IVA ya será de tipo general (21%) por lo que el precio de la compra se elevará.

 

 2. El IRPF

Además del IVA nos encontramos desventajas también en el IRPF. Si compras más tarde el parking y el trastero ya no se considerarán ligados a la vivienda habitual y esto trae efectos negativos.

Por un lado, anualmente tendrás que declarar en el IRPF una imputación de rentas del 1,1% del valor catastral de estos inmuebles. Solo en el caso de arrendarlos no tendrías problemas ya que podrás olvidarte de la imputación si los alquilas.

 

3. La vuelta atrás

Supongamos que compras la vivienda junto con la plaza y el trastero, y en un momento dado decides abandonar esta casa para hacer mudanza e invertir en otra. Pues bien, habiendo comprado de forma conjunta todos los elementos, el importe total que obtengas en la venta estará exento de IRPF ya que puedes aplicar la exención por reinversión. Sin embargo, si has hecho la compra de la plaza con posterioridad esa ganancia por la venta no estará exenta.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Contable
Las siglas TIN y TAE ¿qué son?

El TIN y la TAE son dos siglas imprescindibles de conocer cuándo vas a pedir un préstamo y, sin embargo,...

Cerrar