Consejos para tu renta II

0

654

El Consejo General de Economistas ha presentado un documento sobre la Declaración de Renta y Patrimonio 2014 con las claves para gestionar el impuesto. Estos expertos han redactado una serie de recomendaciones para poder beneficiarse al máximo de las deducciones fiscales y evitar las sanciones del Fisco. Recogemos aquí las que nos han parecido más interesantes. En la parte de hoy agrupamos lo que no debemos olvidar a la hora de presentarla y lo que ocurre o puede ocurrir después.

 

  1. Empresas en concurso de acreedores: en caso de que nuestro empleador haya entrado en concurso es frecuente que la empresa refleje los salarios en el modelo 190 del ejercicio en el que los generamos, aunque no los hayamos percibido. Sin embargo, no hay que incluirlos hasta la declaración del año en que se cobren, directamente de la entidad o del FOGASA.

 

  1. Subvenciones que tributan: Las subvenciones que tributan son aquellas destinadas a adquirir vivienda, las ayudas del Plan PIVE para adquirir vehículos, ayudas a despedidos por EREs o al estudio (siempre que no sean becas exentas o para pago del alquiler de vivienda).

 

  1. Deducciones autonómicas: no hay que olvidar chequear si nos es aplicable las deducciones reguladas por la comunidad autónoma en la que residimos, ya que algunas son muy beneficiosas.

 

  1. Rectificación: si ya después de haber presentado la declaración te das cuenta de que te has equivocado debes presentar una solicitud de rectificación de la autoliquidación explicando el error y aportando los justificantes correspondientes. El período de vigencia para presentar autoliquidaciones es de 4 años.

  2. Sanciones: si lo que advertimos después de presentar la declaración es que el error que habíamos cometido ha producido un menor ingreso, tenemos que presentar una declaración complementaria, que es una declaración correcta que finaliza con un importe a ingresar por la diferencia.

Asesor fiscal y abogado. Responsable de las áreas fiscal y contable.

¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Las siglas TIN y TAE ¿qué son?

El TIN y la TAE son dos siglas imprescindibles de conocer cuándo vas a pedir un préstamo y, sin embargo,...

Cerrar