Soy autónomo…¿Cómo valoro mis servicios?

0

187303

 

La mayoría de las personas que se plantean hacerse autónomos piensan en los ingresos y en el coste que les supondrá llevar a cabo una actividad, cosa que es completamente normal y que, de hecho, es fundamental cuestionarse cuando se va a iniciar una actividad.

Hablando claro, el autónomo cuenta con una serie de gastos con los que no cuenta un simple trabajador. Por lo tanto, derivado de esa serie de gastos, nos planteamos cuánto debemos cobrar por nuestro trabajo. Pues bien, en primer lugar debemos tener en cuenta que un autónomo trabaja los 7 días de la semana y no cuenta con vacaciones propiamente dichas, por lo que esto sería un primer dato a tener en cuenta en la valoración del trabajo. Pero ¡Ojo!, no nos equivoquemos, tampoco podemos subir de manera exagerada los precios por este aspecto, tenemos que pensar como empresa y valorar objetivamente el trabajo que realizamos.

Es complejo, no queremos cobrar una cantidad elevada por nuestros servicios, pero tampoco queremos dejar de valorar nuestro trabajo, que no es poco.

Lo principal es olvidarte de hacer un cálculo genérico, esto es, cobro tanto la hora, ¿y cómo lo hago entonces? Ten en cuenta los siguientes parámetros:

Cada cliente presenta un perfil diferente que es importante conocer, es decir, paga regularmente o no, es fiable o no lo conoces aún…todo esto influye a la hora de decidir el coste y establecer un tiempo límite para el pago.

• Establece tarifas/precios con respecto a las circunstancias en las que se encuentre el cliente, esto es, el tipo de servicio que necesita (si va a ser más dificultoso para ti o no).

Tal vez sea más fácil plantear un precio medio de tu servicio y a partir de él ir rebajando o aumentándolo en la medida en que se den los dos parámetros anteriores. Teniendo en cuenta esas dos premisas, hay que ponerse manos a la obra y buscar clientes, asegurándote siempre de que tus ingresos sean mayores que tus gastos, cosa que no es fácil.

Un consejo: explota tu situación. Ofrece un servicio exclusivo, cuidadoso y personalizado, porque si hay algo positivo en ser autónomo es la dedicación personalizada que se da al cliente.

¡A trabajar!

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Laboral
Soy socio y tengo que darme de alta en RETA…¿por qué?

  A la hora de construir una sociedad mercantil, al menos uno de los socios participantes debe estar dado de...

Cerrar