Colaborador familiar para autónomos

0

aoefucasomzlmcvwe

El autónomo colaborador. Actualmente no existe un contrato de trabajo entre el autónomo y un familiar; pero para que sea posible que un familiar te ayude en tu actividad podrías atenerte al llamado autónomo colaborador, en este caso existe la posibilidad de que, entre el autónomo y un familiar directo (cónyuge, descendientes, ascendientes…) haya una relación laboral.

¿Quién es autónomo colaborador? Si tú, como autónomo titular de la actividad, utilizas al autónomo colaborador, los requisitos son: que sea familiar directo, que conviva contigo, que no esté dado de alta como trabajador por cuenta ajena, que tenga un turno de trabajo establecido es decir, que su actividad laboral sea habitual, y por último, que sea mayor de dieciocho años, ya que los menores de dieciséis años no pueden ejecutar trabajo autónomo ni actividad profesional.

Cotización. Tus familiares cotizarán a la Seguridad Social en el régimen de autónomos obligatoriamente si los servicios no son esporádicos, es decir, trabaja regularmente con un turno de trabajo establecido; además no podrán constar como titulares del negocio.

Bonificación. La cotización de los familiares será la misma que la de un autónomo, aunque existe un minoración en la cuota. En la última reforma laboral se aprobó una bonificación del 50% de la cuota a esos autónomos colaboradores, durante los 18 meses posteriores al alta, por lo que el colaborador pagará una cuota reducida de 126 euros al mes, en lugar de los 256 habituales. El objetivo es favorecer la cotización de aquellos familiares de los autónomos, que no cotizan a pesar de trabajar en el negocio familiar.

Impuestos. Solo deben declararse los rendimientos del titular de la actividad; es decir, como se trata de un miembro de la misma unidad familiar, los beneficios se integran en los beneficios de la unidad familiar por lo que no hay que diferenciarlos, se supone que todo el dinero va al mismo lugar. De esta manera, tampoco presentará impuestos trimestrales de IVA e IRPF, porque son obligación del autónomo titular del negocio.

Pero también es posible declarar de manera independiente estableciendo un salario para este colaborador (de esa manera el autónomo titular podrá deducirse el pago de la nómina), siempre que se justifique que forma parte del negocio como un trabajador más, demostrando la pertenencia al esquema de la empresa, es decir, demostrando que posee un horario de trabajo establecido y unas funciones específicas dentro de él.

Trámite. Tu familiar no tiene que darse de alta en Hacienda, pero si en la Seguridad Social como familiar colaborador, para ello hay que presentar en la Seguridad Social el modelo TA0521/2 (Solicitud de alta en el régimen especial de autónomos – Familiar colaborador del titular de la explotación).
En el momento que tu familiar se dé de alta, deberá llevar su DNI, junto con el libro de familia (para demostrar el parentesco) y una fotocopia del alta en Hacienda del autónomo titular de la actividad.

 

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)


Más en Colaboraciones, Laboral
Prestación de maternidad para autónomas II

Trámites. Debes saber que cada elección que tomes, tiene que ser notificada, ya que si no es así se suspenderá...

Cerrar