La factura electrónica

0

20140915

Si prestas servicios o realizas entregas de bienes a una administración pública, a partir del 15 de enero de 2015, será obligatorio facturar dichas operaciones electrónicamente. Aunque hay que destacar que sólo estarán obligadas las sociedades. Si eres un profesional o un empresario individual no te verás afectado por este cambio.

Esta norma afecta a la administración estatal, autonómica y local, así como a otros entes públicos y mutuas de la Seguridad Social. Las entidades públicas empresariales y las sociedades participadas por administraciones quedan excluidas.

Sin embargo, las administraciones pueden eximir de dicha obligación a las facturas de menor importe, pero en ningún caso quedarán eximidas las facturas que superen los 5.000 euros.

Las facturas electrónicas se presentarán a través del Punto de Entrada de Facturas Electrónicas que la administración haya habilitado en su página web. Si ha contratado con una administración que no dispone de este servicio en su web, se hará a través del punto de entrada de la Administración General del Estado.

Por todo ello, recomendamos que tomes medidas para este cambio, ya que para presentar las facturas electrónicas deberás disponer de un certificado electrónico instalado en tu ordenador y disponer de firma o sello electrónico reconocido.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
¿Cómo se calculan los intereses de demora?

Cuando los tribunales estiman un recurso presentado por los contribuyentes, Hacienda se ve obligada a repetir sus actuaciones, o a...

Cerrar