No te agobies, pide un aplazamiento

0

20140811

En tu actividad diaria tienes que hacer frente a muchos pagos: proveedores de productos, servicios exteriores, Hacienda… Puede llegar un momento en que tienes el agua al cuello. ¿A quién le aplazas el pago en esos momentos? Te recomendamos que sea a Hacienda.

¿Por qué? Pues por varias razones. La primera es que Hacienda te permite aplazar deudas de hasta 18.000€ (es decir, las cantidades a pagar aplazadas en total no deben superar este límite) sin necesidad de aportar garantías. La segunda razón es que puedes cancelar la deuda pendiente en cualquier momento, sin que ello te suponga penalización alguna.

La siguiente pregunta que os estaréis haciendo es cómo conseguir este aplazamiento. El procedimiento es muy sencillo: hay que presentar una solicitud identificando la deuda, el periodo, los plazos en que se prevea pagarla, la domiciliación bancaria y los motivos que justifiquen la imposibilidad de afrontar la deuda en el momento presente. Esta solicitud hay que presentarla antes de que termine el periodo de pago voluntario.

Una vez presentada, hay que esperar a la resolución que tome Hacienda sobre el aplazamiento. Hay que tener en cuenta que esta resolución puede tardar un tiempo en llegarte. Puedes obtener tres tipos de respuesta:

1)    La resolución no ha llegado aún, pero ya estamos en la fecha del primer plazo de pago. Lo que tienes que hacer es ingresar el plazo al que te comprometiste en la solicitud de aplazamiento. Si no lo hicieras Hacienda tendría una razón clara para no concedértelo. Si pasan más de seis meses sin obtener respuesta, puede considerarse como desestimada la solicitud.

2)    Resuelven concederte el aplazamiento. En este caso, también hay dos opciones: que acepten el calendario de pagos que tú mismo propusiste, con lo que tienes que seguirlo; o que te propongan otro, ante lo cual puedes o seguirlo, o presentar un recurso a la decisión tomada por Hacienda.

3)     Deniegan el aplazamiento. Al denegar tu solicitud se abre un nuevo periodo de pago voluntario desde la fecha de la denegación. Se te liquidarán intereses de demora por el plazo de tiempo en que debió ingresarse y no se hizo, pero no se te aplicarán sanciones.

Hay que tener en cuenta que Hacienda le aplicará a la deuda aplazada el tipo de interés de demora fijado anualmente por el Estado.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
¿Nos podemos deducir el gasto de una factura?

Según la legislación vigente, los empresarios y profesionales están obligados a expedir factura y copia de ésta por las entregas...

Cerrar