Inspecciones que tardan demasiado

0

20140829

¿Te han realizado una inspección de trabajo o una inspección fiscal y cuando creías que ya te habías librado por el tiempo transcurrido desde entonces, te han notificado una sanción? No te preocupes, en e-autónomos te contamos a continuación los plazos actualmente vigentes para estas actuaciones y por los que deberás, o no, pagar la sanción impuesta.

En primer lugar, las actuaciones de la Inspección de Trabajo no pueden durar más de nueve meses, con la única salvedad de que los retrasos sean imputables a la empresa que esté siendo inspeccionada. Y además de estos nueve meses, tampoco podrán quedar interrumpidas las actuaciones por más de tres meses.  Si este último caso es el que te ha ocurrido, estos son los efectos que se producen en esta situación:

  • Para empezar, la multa se ha dictado fuera de plazo y ya no es correcta, por lo que tu empresa no estará obligada a pagar la sanción.
  • Además, la inspección quedará anulada, como si no hubiera existido. Así, el plazo de prescripción de los asuntos que han sido revisados no habrá quedado interrumpido y seguirá corriendo. Te recordamos que el plazo de prescripción es de tres años para las infracciones laborales y de cuatro años para las infracciones de Seguridad Social.
  • En último lugar, hay que estar pendientes, pues podrán notificarte una nueva revisión, hasta el punto de que si los asuntos inspeccionados en la anterior revisión todavía no han prescrito, con los plazos que te hemos contado anteriormente, la información del expediente anterior podrá servir de antecedente, si el inspector así lo considera necesario.

En segundo lugar, en las actuaciones de la Inspección Fiscal, los plazos son diferentes, concretamente son superiores puesto que el plazo máximo de duración de una revisión es normalmente de doce meses y el plazo máximo de interrupción, de seis. Pero donde sí coincide con la Inspección de Trabajo es en las consecuencias, puesto que son las mismas.

Por lo que ya sabes, si tu inspección de trabajo duró más de nueve meses o se interrumpió más de tres, o si tu Inspección fiscal duró más de doce meses o se interrumpió más de seis, no lo dudes e impugna las liquidaciones, pues éstas no son correctas.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Exige todos los requisitos de tus facturas

Si bien lo normal es que la mayor parte de las empresas confeccionen bien las facturas, a muchas se les...

Cerrar