¿Eres TRADE?

0

 

whyAunque parezca una pregunta hecha al azar, es mucho más importante de lo que parece. Si no sabes la respuesta, o si es afirmativa, te conviene conocer todo lo concerniente a este tipo de trabajador autónomo.

Un TRADE no es más que un Trabajador en Régimen de Autónomos Dependiente Económicamente. Esta dependencia económica se da cuando al menos el 75% de tu facturación es de un solo cliente, no tienes trabajadores por cuenta ajena a tu cargo, no trabajas de forma indiferenciada al resto de trabajadores por cuenta ajena y dispones de una estructura productiva y material propia.

En esta situación, estarías en un régimen especial. Con este régimen se pretende dar un paso intermedio entre trabajadores por cuenta ajena y trabajadores por cuenta propia o autónomos.

La regulación se basa en los siguientes puntos principales:

–       La relación entre ambos debe regirse mediante un contrato especial por escrito, que se entenderá indefinido salvo que se hubiera pactado una duración o servicio determinado. También se rige mediante el “acuerdo de interés profesional”, que son como convenios colectivos entre TRADE y cliente.

–       El autónomo dependiente tiene derecho a vacaciones de 18 días hábiles como mínimo.

–       El contrato se extingue o suspende por mutuo acuerdo de las partes, por causas comunes a ambos o por otras causas.

La resolución del contrato puede derivar en indemnizaciones, que se rigen por las siguientes normas:

–       Si hay incumplimiento contractual por una de las partes, la extinción del contrato por la otra parte le da derecho a indemnización por daños y perjuicios.

–       Si es el cliente el que extingue el contrato sin causa justificada, el autónomo dependiente tiene derecho a indemnización.

–       Si es el autónomo dependiente el que resuelve el contrato puede que tenga que indemnizar al cliente si la extinción le provoca daño importante al desarrollo normal de su actividad.

–       La cuantía de la indemnización es la fijada en el contrato individual o en el acuerdo de interés profesional.

Si surgen problemas entre TRADE y cliente, los resuelve la jurisdicción social, en lugar de la civil o mercantil. Para las acciones judiciales, es bueno que se intenten resolver mediante el órgano administrativo que asuma dichas funciones.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Laboral
Emprender, ¿y por qué no?

El paro es el problema más importante que tenemos ahora en España. Prueba de ello es la Reforma Laboral que...

Cerrar