Recargos y sanciones por presentar la Declaración de la Renta fuera de plazo

0

declaracion2013

El pasado 30 de junio fue el último día para presentar la Declaración de la Renta. Presentar la Declaración de la Renta fuera de plazo es posible, pero con alguna sanción y posibles recargos.

Para saber qué sanciones y recargos tendremos que pagar debemos tener en cuenta los siguientes casos:

Caso 1: Sale a devolver y el contribuyente la presenta antes de que se le reclame.
Hacienda aplicará una sanción por presentar la declaración una vez finalizado el plazo. La sanción será de 200 euros, pero al no haber requerimiento previo de la Administración, tendrá una reducción del 50%: Además, si el contribuyente no reclama, la sanción tiene una bonificación del 30%, por lo que puede quedar reducida a 70 euros.

Caso 2: Sale a pagar y el contribuyente la presenta antes de que se le reclame.
En este caso, habrá un recargo en función del tiempo que se tarde en presentar:
– 3 meses siguientes al término del plazo: El 5% de la cantidad ingresada. En este caso no habrá ni interés de demora ni sanción
– Entre 3 meses y un día y 6 meses: El 10% de la cantidad ingresada. Tampoco habrá sanción ni intereses de demora
– Si se presenta entre 6 meses y un día y 12 meses: El 15% de la cantidad ingresada. Tampoco habrá sanción ni intereses de demora
– Más de 12 meses siguientes al término del plazo de la declaración: El 20% de la cantidad ingresada. En este último caso, se exigirán también los intereses de demora correspondientes al período transcurrido desde el día siguiente al término de los 12 meses posteriores a la finalización del plazo de declaración hasta el momento en que la declaración se haya presentado. El recargo puede verse reducido en un 25% si se paga en el plazo fijado.

Caso 3: Sale a pagar y la Administración la requiere.
En este caso, además de la sanción por presentar la renta fuera de plazo, habrá que pagar el recargo de apremio ordinario o el recargo de apremio reducido, que será del 10 % y se aplicará cuando se pague toda la deuda en el periodo voluntario y el propio recargo antes de la finalización del plazo.
Cuando no se aplique el recargo reducido, se aplicará el ordinario que será del 20%.
Estos recargos son compatibles con los intereses de demora, que es el interés legal del dinero aumentado en un 25%.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Reducción de los porcentajes de retención de los profesionales

Según el art. 122.3 del Real Decreto Ley 8/2014, de 5 de julio de 2014, el porcentaje de las retenciones...

Cerrar