Emprender, ¿y por qué no?

0

Nueva vida

El paro es el problema más importante que tenemos ahora en España. Prueba de ello es la Reforma Laboral que se está discutiendo, sobre si el mercado de trabajo español es lo suficientemente flexible para los tiempos que corren y cómo asegurar que los jóvenes encuentren empleo.

Pero hay otra manera de solucionar el problema: el autoempleo. Viene a ser una solución obvia, si se piensa bien: no hay mucha oferta de empleo, no me ofrecen nada que me sirva para trabajar en lo que he estudiado, pues me monto mi propio negocio.

Tal vez sea obvia, pero no es la opción más utilizada. Podríamos decir que el problema es de la crisis, de la falta de financiación y de la falta de confianza en nuestra economía y en nosotros mismos. Es un poco lo que se decía hace varios días en un post del blog de Pymes y Autónomos titulado “el desperdicio del talento”, donde se dice que es “más cómodo que nos lideren que liderar” (puedes leer la entrada aquí: http://www.pymesyautonomos.com/reflexiones/el-desperdicio-del-talento).

Y entonces, ¿qué se puede hacer? Pues intentar que la cosa cambie. Ahora más que nunca es cuando debemos aprovechar ese talento. Las nuevas ideas son las que nos sacarán de la crisis.

Un ejemplo sería la actuación de la Junta de Andalucía. Está intentando promover la actitud emprendedora de los jóvenes de Andalucía. Mediante la Fundación Andalucía Emprende, y a través de los centros CADE (Centro de Apoyo al Desarrollo Empresarial), se está ayudando a muchas personas interesadas en montar su idea de negocio, dándoles información sobre el emprendimiento y la gestión empresarial, trámites para la creación de empresas, contabilidad… Es decir, guiándoles por el camino del emprendimiento.

Además, también se ha ofrecido alojamiento gratuito para estas nuevas ideas y proyectos, de modo que disponen un tiempo en que no tienen que pagar alquiler o buscar un local adecuado para su actividad, facilitando así la inserción en el mercado de estas nuevas ideas.

Pero esto no cambia radicalmente la cultura de un país. No van a crearse de golpe un montón de empresas de la nada, ni todo el mundo va a querer de pronto ser empresario. Es un proceso lento. Y no debe centrarse sólo en aquellos que ya querían montar su negocio, sino para todos aquellos que puedan tener una idea en el futuro: los jóvenes que se están formando ahora. Para ellos se han realizado diferentes actividades, de modo que la opción de autoempleo sea tenida en cuenta cuando llegue el momento. Como, por ejemplo, el Seminario Emprende 21, que se realiza todos los años en la Universidad de Málaga.

 



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Laboral, Otros
Sucesión de empresas

Hoy nos gustaría ver un caso que puede llegar a plantearos algún problema. Supongamos que estás trabajando en una empresa,...

Cerrar