Controlar los fondos de inversión

0

portada6

A partir de 2014, si posee fondos de inversión no se fie de los certificados de su entidad bancaria, deberá controlar personalmente sus operaciones.

Hasta 2013, si usted vendía sus participaciones de un fondo de inversión, aunque las hubiese adquirido en fechas diferentes y desde diferentes entidades, o mediante un traspaso desde otro fondo, no debía preocuparse de nada. Pues, al confeccionar el IRPF, bastaba con que declarase la ganancia que constaba en el certificado que le facilitaba su entidad bancaria. Esto era posible porque las entidades gestoras de los fondos conocían todas las operaciones de los inversores.

Sin embargo, a partir de 2014, las entidades comercializadoras ya no deben informar a las gestoras sobre sus clientes, y son ellas las que han de calcular las ganancias y practicar las retenciones.

Por tanto, si usted invierte en un mismo fondo desde varios bancos, o si traspasa fondos de un banco a otro, los certificados que le emitirán serán incompletos, siendo posible que la ganancia que aparezca en el certificado sea diferente a la que deberá declarar en su IRPF.

Por ello, los bancos a partir de ahora añaden una cláusula en el certificado que emiten: “Se informa al partícipe de que la ganancia o pérdida patrimonial a integrar en su IRPF deberá ser determinada por él mismo, ya que podría diferir de la calculada por la entidad.”

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
¿Son deducibles las reformas realizadas en el piso que alquilo?

La forma de deducirse los costes de las obras realizadas en un piso en régimen de alquiler dependerá de la...

Cerrar