La declaración de rentas impagadas

0

glasses-1425292-m

Si no te han pagado a tiempo una renta que debías haber cobrado en 2013, puede que tengas que declararla igualmente en el IRPF, pero si esta renta estaba sometida a retención, podrás deducírtela.

Concretamente deberás incluir estas rentas en la declaración de IRPF de 2013 (cuya campaña está hora mismo activa), en los siguientes casos:

  • Si son rentas de actividades económicas desarrolladas el año pasado.
  • Si son alquileres, dividendos o intereses, sólo si 2013 es el año en el que el cobro es exigible.

En cuanto a la retención, habrá que estar al tipo concreto de renta.

1º. Si se trata de dividendos e intereses, la empresa pagadora está obligada a practicar e ingresar la retención cuando el pago es exigible. Por lo tanto, podrás deducirte la retención en la declaración del IRPF de 2013 que vas a presentar aunque la empresa todavía no te haya pagado e incluso si no hubiese ingresado la retención.

2º. Si son alquileres o actividades económicas, la cosa cambia. La interpretación de Hacienda es que la retención no se puede deducir hasta que se hayan cobrado las rentas. Por lo tanto, si al presentar la declaración de 2013 todavía no has cobrado, no podrás deducirte la retención. Ahora bien, si más adelante cobras, deberás presentar un escrito rectificativo y solicitar que te devuelvan las retenciones, ya que éstas se imputan al mismo ejercicio en el que se imputan las rentas correspondientes.

Aunque todo esto es cierto, sí que existen aquí ciertos argumentos para computar las rentas y las retenciones en la propia declaración, sin necesidad de que se haya producido el cobro, ya que la relación entre Hacienda y el retenedor es independiente de la existente entre Hacienda y el perceptor de las rentas. Según la ley, si no se ha practicado retención, el perceptor puede deducirse la cantidad que debió ser retenida. Además, no hay ninguna norma que diga que la retención no pueda deducirse antes de que el retenedor la haya ingresado. De esta forma, Hacienda no puede cambiar a su favor el sentido de una norma sólo porque ésta perjudique sus intereses.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
El gobierno se plantea subir los impuestos

En el Plan de Estabilidad para 2014, ya remitido a la Comisión Europea, el gabinete del gobierno admite, en contra...

Cerrar