Deducción por inversión de beneficios

0

savings-concept-1435419-m

Si el año pasado compraste algún nuevo activo y eres empresario individual, y tuviste rendimientos netos positivos podrás beneficiarte de una deducción en tu IRPF de hasta el 10% de la inversión gracias a la nueva deduccción por inversión de beneficios.

El porcentaje de deducción que podrás aplicar con carácter general es de un 10%, pero en caso de que sobre los rendimientos netos se haya aplicado la reducción por mantenimiento de empleo o la reducción por inicio de actividad, la deducción es del 5%.

Para determinar la base de deducción sobre la que se deben aplicar los porcentajes anteriores, la ley establece que dicha base de deducción es la parte de la base liquidable general positiva que se corresponda con los rendimientos netos que se hayan invertido.

Ahora bien debemos tener en cuenta que para llegar a la base liquidable deben aplicarse algunas reducciones sobre los rendimientos netos, tendrás que hacer algunos ajustes.

Para calcular la deducción por inversión de beneficios, primero deberás aplicar ciertas reducciones del rendimiento invertido, en primer lugar, las reducciones específicas sobre los rendimientos de la actividad, como por rentas irregulares, por mantenimiento de empleo, etc., que sean imputables proporcionalmente a la parte del rendimiento neto invertido y después, la parte proporcional de las reducciones aplicables sobre la renta general, como por ejemplo, la reducción por presentación de declaración conjunta, por aportaciones a planes de pensiones, por pago de pensiones compensatorias, etc.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Los tramos del IRPF se reducirán en 2015

El gobierno ha anunciado recientemente que a partir de Enero de 2015, los tramos del Impuesto sobre la Renta de...

Cerrar