Mi cliente ha desaparecido

0

Desaparecido

Puede ser que en alguna ocasión te hayas encontrado con la situación de que uno de tus clientes, del que tienes aún facturas pendientes de cobro, haya tenido que cerrar y haya desaparecido del local que ocupaba pasando a estar ilocalizable. ¿Has perdido cualquier posibilidad de cobrar esas facturas? En e-autónomos te lo contamos.

Lo primero que has de saber es que si una empresa, por ejemplo una SL, está en dificultades económicas y no puede hacer frente a sus pagos, ésta se debe declarar en concurso, pero si no lo hace, los mismos acreedores, cualquiera de ellos, puede ir al juez y declarar esa situación respecto de la empresa. Si esto es así, el juez puede nombrar al administrador de la sociedad como responsable directo del pago de lo que adeuda su empresa, con lo que responderá con su patrimonio personal. También puedes optar por reclamar directamente el pago al administrador de la sociedad como si el juez ya lo hubiera ordenado, sin embargo esta situación no es fácil ya que deberás probar que se daban los requisitos para presentar el concurso.

Si bien esta vía es fiable, cabe mencionar que existe una vía más ágil, puedes demandar igualmente al administrador, pero buscando otros argumentos más fáciles y distintos al concurso, y que también te sirvan para que sea declarado responsable directo por las deudas. En concreto, puedes alegar que el administrador ha dejado a su sociedad inactiva y con deudas, sin haberla liquidado, lo cual está terminantemente prohibido y castigado, considerando que ha habido una actuación negligente y siendo condenado a que sea responsable de las deudas de la sociedad. El problema aquí también, como siempre, será el de conseguir pruebas.

En cuanto a las pruebas, lo principal es conseguir datos fehacientes de que la sociedad realmente está inactiva, por ejemplo, si no hay depósitos de las cuentas anuales en el Registro Mercantil. Si la empresa ha cerrado lógicamente no pagará sus impuestos, así que son evidencias claras de que está inactiva.

Una vez tengas pruebas de ello, podrás presentar la demanda judicial en la que reclamar el cobro tanto a la sociedad como al administrador, teniendo en cuenta que si se localiza al administrador y éste se opone, tendrá éste que demostrar que la sociedad es solvente y está activa, y seguramente el administrador sea condenado al pago, y aunque este pueda ser insolvente, si en algún momento en el futuro llega a tener patrimonio podrás cobrarlo igual.

En definitiva, si alguna vez te encuentras en esta situación, declara en concurso a tu cliente si no lo está ya, o si no demándale por inactividad y falta de liquidación de su sociedad.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Legal
Qué se deroga, qué se suspende y qué se retrasa en 2014

En el año 2014 han sido varias las medidas que se han derogado y las que se han suspendido a...

Cerrar