Adapta tus libros al criterio de caja

0

black-book-in-row-isolated-1360030-m

Aunque tú no te hayas acogido al nuevo criterio de caja del que ya os hemos hablado puede ser que te veas afectado igualmente por dicho régimen si alguno de tus proveedores sí que se ha acogido al mismo.

Las consecuencias de que ocurra esto son las siguientes:

  1. No podrás deducirte el IVA de sus facturas hasta que las pagues.
  2. Estarás obligado a incluir datos adicionales en tu libro de facturas recibidas.

Concretamente, refiriéndonos al segundo punto, deberás incluir además de todos los conceptos habituales, aquellas facturas recibidas que hayan sido emitidas bajo el criterio de caja, la fecha en la que ha tenido lugar el pago de dichas facturas y el medio de pago que has utilizado.

¿Qué implica esto? Ya no podrás guiarte sólo por dicho libro a la hora de cumplimentar tus declaraciones  puesto que habrá un descuadre entre el IVA que aparecerá en el libro de facturas recibidas y el impuesto que será deducible en tus declaraciones. Lo que deberás hacer para cuadrar el libro es efectuar las oportunas correcciones en función de las compras afectadas por el criterio de caja y de los pagos que se realicen.

Recuerda que puedes evitarte todos estos problemas utilizando nuestra plataforma de facturación gratuita adaptada perfectamente para lidiar con todo esto.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Gastos deducibles en tu vivienda

Si eres un profesional que trabajas en casa, seguramente te has planteado en muchas ocasiones qué te puedes deducir en...

Cerrar