Gastos deducibles en tu vivienda

0

Si eres un profesional que trabajas en casa, seguramente te has planteado en muchas ocasiones qué te puedes deducir en tu hogar. Si bien hemos hablado ya de esto en otras ocasiones, hoy os traemos otras soluciones a raíz de recientes consultas a la administración.

La ley señala que si eres empresario o profesional individual y desarrollas tu actividad en tu propia vivienda, podrás deducirte una parte de los gastos derivados de la titularidad del inmueble (IBI, comunidad, seguros, amortización, intereses de préstamos por compra, etc.). Pongamos un ejemplo, que siempre ayuda. Si tu vivienda tiene una superficie de 100 metros cuadrados y utilizas 30 en tu actividad (por ejemplo en un despacho que tengas acondicionado a tal fin), podrás deducirte el 30% de dichos gastos.

Sin embargo, como hemos señalado en otras ocasiones, Hacienda es restrictiva a la hora de aplicar esta proporcionalidad a los gastos por suministros (agua, luz, gas, teléfono…) y ante la dificultad de demostrar qué parte de dichos gastos son realmente de la actividad, y cuales no, Hacienda prefiere considerar que no son deducibles en ningún porcentaje.

Pues bien, este criterio parece ir abriéndose un poco. La propia Hacienda, en una reciente consulta relacionada con un contribuyente que desarrollaba su actividad en su domicilio a través de una SL, ha aceptado que se cargue a la sociedad una parte proporcional de los consumos, de forma que éstos sean un gasto para la SL. Igualmente funcionaría para un empresario individual.

La mejor manera pues de actuar en esta situación para poder deducirte la parte proporcional de los suministros es:

  • 1º. La utilización de contadores. Puedes evitar conflictos teniendo contadores individuales y líneas separadas.
  • 2º. Si no puedes separar contadores, demuestra los consumos medios antes de ejercer la actividad, y considera como deducible el exceso sobre dichos promedios. Se trata de justificar de forma razonable que esos gastos están directamente relacionados con los ingresos, aunque Hacienda sea restrictiva, los tribunales sí aceptan criterios de razonabilidad y proporcionalidad.
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, promedio: 1,00 de 5)


Más en Fiscal
Los incentivos de empresa familiar

Si tienes una empresa en donde además de ti, es también socio alguien de tu familia, quizás puedes disfrutar de...

Cerrar