El criterio de caja y el pago a plazos

0

criterio caja

Ahora con la entrada del nuevo año, aquellas personas que hayan decidido acogerse al nuevo criterio de caja en el IVA pueden encontrarse con varias situaciones específicas de las cuales, por la novedad, aún no sepan como tratar. Concretamente, en este artículo vamos a hablar acerca de qué ocurre si tus clientes te pagan las facturas no de una sola vez, sino en varios pagos.

Lo explicaremos con un ejemplo. Supongamos que, estando en el criterio de caja, que recordamos que es aquel con el cual se ha de tributar por el IVA en el momento en el que te pagan, se emite una factura con fecha 15 de Diciembre de 2014, de la cual se cobra un 70% en Marzo de 2015 y otro 30% en Marzo de 2016. ¿Cuándo se entiende que se ha de tributar por ese IVA?

El devengo, o momento en el que nace la obligación tributaria, se produciría en Marzo de 2015 por la cantidad cobrada (cuota del 70% del IVA) y el 31 de Diciembre de 2015 por el importe no cobrado (cuota del 30% del IVA), ya que el criterio de caja tiene un límite temporal.

Posteriormente al cobrar el 30% restante en Marzo de 2016, se generará el correspondiente asiento, pero no afectará a la declaración del IVA, que ya fue devengado con anterioridad.

En conclusión, la fecha que importará a efectos del IVA estando en criterio de caja, es la del primer cobro que se obtenga, si bien se deberá regularizar la situación por lo no cobrado a final del ejercicio por el límite temporal del criterio de caja.

 



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Los autónomos y el recargo de equivalencia

El recargo de equivalencia es uno de los regímenes especiales del IVA que se aplica obligatoriamente a los autónomos que...

Cerrar