Ahorra en la próxima declaración de la renta

0

money-in-sock---euro-1433052-m

Existe la posibilidad de acogerse, antes de que termine este año 2013, a algunas de las deducciones más comunes para aprovechar en la próxima liquidación de la renta.

Por ello para reducir al máximo la factura fiscal de la declaración de la Renta correspondiente a 2013, que se presentará el próximo mes de junio, los Técnicos del Ministerio de Hacienda han elaborado algunos consejos fiscales para poner en práctica en los días que quedan hasta el 2014.

  • Planes de pensiones. La ventaja para este tipo de aportaciones es mayor este año y el próximo, ya que el gravamen complementario se ha establecido, temporalmente, para los años 2012, 2013 y previsiblemente para 2014, que está pendiente de confirmar por los presupuestos generales. La cantidad límite que se puede aportar a este tipo de planes es 10.000 €, si bien aumenta hasta los 12.500 € cuando el partícipe tiene más de 50 años.Este límite no puede superar el 30% de los rendimientos del trabajo y actividades económicas o el 50%, para los mayores de 50 años. Además, si el cónyuge no dispone de rentas netas del trabajo ni de actividades económicas o no son superiores a los 8.000 €, se aconseja realizar aportaciones a un plan de pensiones a su nombre por un máximo de 2.000 €. También son deducibles las aportaciones a favor de familiares con discapacidad hasta un tercer grado de parentesco.
  • Deducción por vivienda habitual. Los contribuyentes que hubieran adquirido su vivienda habitual o realizaran algún pago para su construcción antes del 1 de enero de 2013, mantienen el derecho a la desgravación en el año 2013 y sucesivos siempre que hubieran deducido por esta vivienda en 2012 o en años anteriores. Además, pueden deducirse hasta el 15% de las cantidades invertidas con un límite de inversión de 9.040 €. Por ello puede resultar interesante realizar un pago adicional para amortizar la hipoteca o en relación con la construcción de la vivienda antes de que acabe este año, siempre teniendo en cuenta el límite señalado.
  • Venta de bienes. Si se quiere vender un bien determinado que posea desde hace menos de un año a 31 de diciembre de 2013, se aconseja esperar a que pase más de un año desde la adquisición para realizar su venta y así tributar a tipo fijo en la renta del ahorro, salvo que el resto de sus rentas sean bajas y le pudiera convenir tributar en la base general.Esto es así porque las plusvalías obtenidas por el contribuyente como consecuencia de alguna transmisión patrimonial en un plazo inferior a un año tributan en la base general, que es más progresiva y, por tanto, grava más a las rentas altas. Sus tipos oscilan entre el 24,75% y el 56%. En cambio si la venta se efectúa después de un año de la adquisición del bien, tributará en la base especial con tipos más fijos, que varían del 21% al 27%.Si no puedes esperar a que transcurra ese primer año, te conviene llevar a cabo la venta a partir del 1 de enero de 2014 en el caso de que residas en Madrid o en Galicia, ya que ambas comunidades bajarán el tipo autonómico del IRPF, al igual que sucederá en Extremadura para quien tenga bases liquidables inferiores a 17.707 euros.
  • Neutraliza la tributación de las plusvalías por venta de vivienda habitual. Si has vendido tu casa este año, la ganancia que hayas obtenido tributará entre el 21% y el 27% de su importe. Pero existe una forma de neutralizar este pago: reinvirtiendo total o parcialmente el importe obtenido por la venta en otra vivienda de carácter habitual.
  • Cuenta ahorro-empresa para crear una sociedad. Si vas a poner en marcha un negocio antes de cuatro años mediante una Sociedad Limitada Nueva Empresa, podrás aumentar las aportaciones a una cuenta ahorro-empresa, que permite deducirte el 15% de las aportaciones, hasta el límite de 9.000 € anuales.
  • Alquiler de inmuebles hipotecados. En los casos en los que los intereses abonados anualmente por el contribuyente a la entidad financiera más los restantes gastos del inmueble (comunidad, IBI, amortización, etc) superen el importe anual que el dueño recibe por su alquiler, la tributación por el IRPF no sólo será nula, sino que además puede generar rendimientos negativos que se compensen con otras posibles rentas que declare el contribuyente.
  • Incentivos para la financiación de los business angels o del capital semilla. La Ley de Emprendedores estableció también con efectos desde enero de este año un nuevo incentivo fiscal en el IRPF a favor de las personas que solo están interesadas en aportar capital para el inicio de una actividad, de modo que se puedan crear nuevas empresas incorporando a su accionariado a estos inversores por un plazo que oscila entre tres y doce años.Este tipo de inversiones permite una deducción del 20% en la cuota estatal del IRPF de la inversión realizada al suscribir las acciones o participaciones de la sociedad, siendo 50.000 € anuales la base máxima de la deducción, limitada a una participación nunca superior al 40% del capital de la entidad. Asimismo, se fija la exención total de la plusvalía al salir de la sociedad, siempre y cuando se reinvierta en otra entidad de nueva o reciente creación.


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
El autoconsumo de bienes en la empresa

Si con la entrada del nuevo año pensabas renovar los ordenadores de tu empresa, y has decidido regalar los antiguos...

Cerrar