La jubilación tras las reformas del gobierno

0

En Enero entró en vigor la última reforma del modelo de pensiones, y que prosigue su aplicación escalonada hasta el año 2027, en el que culmina el retraso de la edad de retiro hasta los 67 años.

Al endurecimiento de las condiciones de acceso se añade ahora un descuento variable que depende de la esperanza de vida a los 65 años estimada hoy para los jubilados venideros, el cual alcanza su recorte máximo en 2051 para quienes hoy tienen 28 años, con un descuento sobre la pensión esperada con la legislación de hoy de un 19,2%.

Desde enero de 2014, la Tesorería General de la Seguridad Social tiene intención de enviar a cada cotizante de alta en el sistema una relación de todas las aportaciones hechas hasta la fecha, con el periodo cotizado acumulado y las bases por las que lo ha hecho. Con ellas, los afiliados podrán hacerse una idea de las cantidades económicas aportadas y, si están próximos a la jubilación, podrán hacer el cálculo aproximado de su prestación inicial en el momento del retiro. Y para facilitarle las cosas, la Tesorería proporcionará a todas las personas con 50 años cumplidos una estimación de la pensión de jubilación, manteniendo estables sus aportaciones hasta la jubilación efectiva.

Tal como dice la ley, tomaremos las bases de cotización de los últimos 25 años (los previos a 2029), considerando las aportaciones de 2005 a 2011 (ambas incluidas) actualizadas por el IPC medio del periodo (2,61% anual); las de 2012 y 2013 las consideraremos por su valor nominal, como dice la ley de Seguridad Social, y las restantes hasta 2029 por el valor de la de 2013 para ofrecer el cálculo en términos constantes de hoy y dar la idea más fiel posible del valor real de la prestación.

Vamos a diferenciar los casos según si se cotiza por la base máxima, una media, o la mínima.

A) Base máxima. Si con 50 años has cotizado por la base máxima de aportación, es decir, 3.425 € al mes, habría que sumar las aportaciones de los últimos 25 años. En aplicación de la fórmula para obtener la base reguladora, se cifraría la primera pensión en 2.915,5 € al mes.

Ahora bien, la aplicación de los nuevos coeficientes de equidad intergeneracional propuestos por los expertos supondrían un descuento de 277 €, con lo que la nueva prestación inicial en euros sería de 2.638,5 € mensuales.

B) Base media. Si con 50 años la base de cotización regular se situase en la media entre la máxima y la mínima del sistema, es decir, de 2.093 € al mes, la aplicación de la fórmula anterior proporcionaría una prestación inicial de 1.783 € al mes. A este resultante habría que aplicarle el descuento citado así que el recorte sería de 169,38 € al mes, y la primera pensión resultante sería de 1.613,6 € mensuales.

C) Base mínima. Si con 50 años, se hubiesen hecho aportaciones durante toda la carrera laboral por una base de 755 euros correspondiente a la base mínima, la primera pensión en el año 2029 sería de 645 € con la legislación vigente. Pero el coeficiente reductor le supondría un descuento de 61,27 € al mes, así, su nueva pensión inicial quedaría en 583,73 € mensuales.

 



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Limitaciones en los cobros en efectivo con criterio de caja en el IVA

Si con la nueva ley de emprendedores te acoges al nuevo régimen de IVA, Hacienda impondrá una nueva restricción. Los...

Cerrar