Regularización catastral de tu vivienda

0

Normalmente cuando amplías la superficie de tu vivienda, ya sea rehabilitándola, o construyendo edificaciones o similares, estás obligado a comunicarlo al catastro para que actualicen el valor de tu vivienda, especialmente éste importante a la hora del pago del IBI, de la plusvalía municipal o de la imputación de rentas inmobiliarias del IRPF.

Lo normal también será que si para esas obras solicitaste licencia al ayuntamiento, este automáticamente se encargue de hacer las comunicaciones pertinentes al catastro. Si no lo ha hecho, dispones de 2 meses desde el fin de las obras para declararlo tú mismo y que no sufras ninguna sanción que podría llegar hasta los 6.000€.

Pero si tu situación es irregular al no haber declarado estas alteraciones en tu vivienda, estás provocando que la recaudación por impuestos que tienen en cuenta el valor catastral sea menor, por ello va a ponerse en marcha un proceso de regularización para sacar a la luz todas estas situaciones, una amnistía catastral.

Así, próximamente podrás regulzarizar tus datos catastrales pagando una tasa de 60€ y sin tener acarreada ningún tipo de sanción. Se publicará en el BOE cuándo y en qué localidades se realizará esta regularización, de forma que todo el proceso haya acabado a finales de 2016. Y en principio, no deberás hacer nada. Será el catastro quien, tras una labor investigadora, notificará los nuevos valores catastrales a los propietarios que no estén al día, junto a la tasa de los 60 €. Seguidamente, se dispondrá de 15 días para presentar alegaciones.

Si el catastro no te notifica, tú mismo podrás solicitar que te regularicen sin ningún tipo de sanción. Para ello,  una vez comience la regularización en tu localidad, nunca antes o pagarás sanciones, deberás declarar la alteración de tu vivienda.

Eso sí, no en todo caso te convendrá que se sepa tu situación, ya que tendrás que tener en cuenta que:

  • Si ya han transcurrido más de cuatro años y dos meses desde que realizaste las obras ya no te pueden sancionar.
  • La regularización tiene efectos desde la fecha en la que se alteró la finca. Por lo tanto, en teoría, el Ayuntamiento podrá liquidarte los importes que pagaste de menos en los recibos del IBI de los últimos cuatro años.
  • El IBI que tendrás que satisfacer en los próximos años será más elevado.

Igualmente, como es lógico, regularizar la situación de tu vivienda te evitará posibles futuras incidencias, así que regularizar no deja de ser una opción a tener muy en cuenta, especialmente si realizaste obras recientemente.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Legal
Defiende tu empresa en internet

Internet es una red muy grande y libre en la que cada persona puede opinar prácticamente lo que quiera. Sin...

Cerrar