La interrupción en la prescripción de tus declaraciones

0

Seguramente sabrás aquello, pues suele ser de conocimiento público, de que pasados cuatros años de una declaración sin que Hacienda te diga nada, la misma queda prescrita y ya no podrán regularizártela. Pero al ser un plazo de prescripción, esta puede ser perfectamente interrumpida.

De hecho, si antes de los cuatro años Hacienda te hubiese notificado alguna comprobación, el plazo es totalmente interrumpido, de manera que el cómputo de los cuatro años empezaría desde el inicio nuevamente.

¿Sabías que en algunos casos también podría quedar interrumpido el plazo de prescripción de otros impuestos del mismo año?

Esta situación es posible. Pero para que se de, se tienen que dar unas circunstancias muy particulares. Concretamente, es necesario que por error se presente la declaración de un impuesto cuando debería haberse presentado la de otro diferente. Pero solo afectará a impuestos que sean incompatibles entre sí, por ejemplo, el IRPF (Impuesto sobre la renta) y el Impuesto de la renta de no residentes.

El hecho de que tengan que ser incompatibles también implica que si se inicia una comprobación, por ejemplo, del Impuesto sobre Sociedades, no interrumpirá en ningún momento el plazo de prescripción de tus declaraciones de IVA.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Medidas de apoyo al emprendedor: Incentivos en el IRPF

La reforma a la que tantas vueltas le estamos dando en el blog que ha llegado con el Real Decreto-ley...

Cerrar