Si te copian, demándales

0

Si vendes tus productos de una forma en particular que te está funcionando, es posible que tus competidores traten de imitarte y usar tus métodos, envases o forma de trabajar, pero hay maneras de que evites este tipo de competencia desleal.

Ya no sólo se trata de tener una marca propia y registrada, sino que además hay que proteger todo lo que le rodea. Si averiguas que alguien utiliza, por ejemplo, un envase como el tuyo, el mismo color y tipo de letra, etc. puedes tener opciones de defensa si esta manera de trabajar la has mantenido durante un tiempo prologonado y tus clientes identifican estas características directamente con tu empresa y producto, no haciéndolo únicamente a través de la marca en sí misma. Si no tienes cuidado podría acarrearte no sólo pérdidas económicas al bajar las ventas, sino también desprestigio de tu producto al creer que el de la competencia está bajo tu marca. ¿Cómo puedes evitar que tus clientes se confundan al comprar los productos de tu competencia creyendo que son los tuyos?

Si bien la competencia está actuando correctamente en lo que se refiere a la marca teniendo otra para sí misma, la ley protege también la forma característica de presentar los productos en el mercado por lo que bajo ciertos requisitos la imitación de la misma será considerada ilegal.

Se considera a este respecto competencia desleal principalmente las actuaciones que causen confusión. Aquí la ley se pone en la piel de un consumidor medio, de manera que si éste puede confundirse sobre cual es el verdadero origen del producto el competidor estará realizando dicha competencia. Además de esto, se considera también competencia desleal aprovecharse de la reputación industrial, comercial o profesional de otra empresa y realizar actos de imitación, siempre que esta imitación suponga aprovecharse de tu esfuerzo y reputación produciendo confusión en el consumidor.

Si te encuentras en esta situación, podrás demandar a tu competencia y exigirle:

  1. Que cese en los actos desleales.
  2. Que se destruyan todos los productos que puedan inducir a confusión.
  3. Que se dé difusión pública a la sentencia que reconozca la competencia desleal.

Además, podrás reclamar indemnización por daños y perjuicios siempre que sean reales y cuantificables.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Mercantil
Daños tras la visita del perito

Si tienes un bien asegurado que sufre un siniestro, un perito tendrá que comprobar el bien para ver la magnitud...

Cerrar