Cuidado con los abonos y el nuevo tipo de IVA

0


Si tienes clientes que te hacen compras continuadas y existen devoluciones, la regla general seguramente será que compenses el importe correspondiente en la siguiente factura. Hasta aquí no hay problema, es un sistema más cómodo que la emisión de una factura de abono independiente y Hacienda acepta ambas opciones. ¿Pero qué ocurre ahora que han cambiado los tipos de IVA?

Si las devoluciones son sobre ventas realizadas antes del 1 de septiembre ya no te sirve la primera opción, con lo que quedarás obligado a emitir una nota de abono independiente sin que sea posible la compensación en las siguientes ventas facturadas.

¿Por qué? Esto se debe a que el tipo de IVA que se aplica en la factura anterior al 1 de septiembre será el antiguo (18% o 8%) mientras que al abono de la siguiente factura tendrías que aplicar el tipo nuevo (21% o 10%). Si hicieses esto, Hacienda podría sancionarte por estar reduciendo el IVA a ingresar.

Por lo tanto, lo que debes hacer en estos casos es emitir la factura de abono independiente cuando la devolución corresponda a ventas anteriores al 1 de Septiembre.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?



Más en Fiscal
Si compras una vivienda, que sea antes del 2013

Como decimos en el título de este artículo,  es muy significativa la diferencia de comprarse una vivienda en lo que...

Cerrar