Estimación objetiva del IRPF y Régimen simplificado del IVA en 2012

0

Estimacion objetiva y regimen simplificado

En el 2012 se va a mantener la estructura del régimen de estimación objetiva del IRPF y del régimen simplificado del IVA con la cuantía de los módulos, los índices de rendimiento neto de las actividades agrícolas y ganaderas y sus instrucciones de aplicación. Además se conserva la reducción del 5% sobre el rendimiento neto de módulos, así como los módulos y las instrucciones en lo que se refiere al Impuesto sobre el Valor Añadido. En e-autonomos.es te lo contamos todo con detalle.

En cuanto a la estimación objetiva del IRPF, para el año 2012 el sistema para determinar el rendimiento neto se realiza mediante la aplicación de unos módulos para cada actividad. Este régimen tiene algunas especialidades como son:

– Para aplicarlo no puede existir ninguna actividad sometida a la estimación directa.

– El empresario se computa como persona asalariada según el tiempo efectivo dedicado a la actividad.

– El procedimiento para determinar el rendimiento neto, se efectúa siguiendo un orden:

  1. Se determina el número de unidades a computar en cada módulo aplicable a la actividad y se suman las cuantías.
  2. Se determina el rendimiento neto minorado practicando las reducciones pertinentes por incentivos al empleo y por incentivos a la inversión.
  3. Sobre esto se aplican los índices correctores especiales y generales.

En lo concerniente al régimen simplificado del IVA, hay que decir que con carácter general pueden optar por este régimen los sujetos pasivos que:

– Sean persona física o entidad en régimen de atribución de rentas en IRPF

– Realicen con habitualidad cualesquiera de las actividades del artículo 37 del Reglamento del IVA.

– No hayan renunciado a la aplicación del método de estimación objetiva por signos, índices o módulos del IRPF.

– No realicen otras actividades no comprendidas en dicho régimen, salvo en el régimen especial de la agricultura, ganadería y pesca.

– El volumen de operaciones, incluidas las exentas y las no sujetas, y excluidas las cuotas repercutidas del IVA y del recargo de equivalencia, así como las operaciones inmobiliarias y financieras, y las entregas de bienes de inversión de carácter ocasional no exceda el año anterior de 450.000 euros anuales para el conjunto de sus actividades.

– No renuncien a dicho régimen.

Se trata de un sistema de estimación objetiva de cuotas en el que éstas se calculan en función de ciertos índices correctores y módulos, como pudiera ser el personal empleado, la potencia instalada, la superficie, etc. y en el que se reducen y simplifican los deberes formales del sujeto pasivo.

Los empresarios y profesionales acogidos a este régimen determinarán, para cada actividad a la que resulte aplicable este régimen especial, el importe de las cuotas devengadas en concepto de IVA en virtud de los índices, módulos y otros parámetros que establezca el Ministerio de Hacienda. De esta cuota podrá deducirse el importe de las cuotas soportadas por operaciones corrientes relativas a los bienes y servicios afectados a la actividad.

Además, los sujetos pasivos tendrán derecho a deducir el 1 por 100 de la cuota devengada en concepto de difícil justificación.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Retenciones: qué, por qué y a quién

Ante las dudas que os están surgiendo sobre las retenciones a profesionales, vamos a explicar en el post de hoy...

Cerrar