Mis derechos en una inspección sorpresa

0

Inspecciones Sorpresa

Debido a la lucha encarnizada que está teniendo la administración contra las irregularidades y fraudes fiscales, Hacienda va a intensificar sus visitas sorpresa para detectar dichas irregularidades. Así que puede que vaya a tu empresa y te haga una inspección, ¿sabes cómo debes reaccionar? Nosotros te lo contamos.

Partimos de la base de que en tu empresa no hay nada que ocultar, siendo así no estará de más que conozcas tus derechos en este tipo de actuaciones de la administración:

En primer lugar, hay que destacar que tu domicilio es inviolable, es un derecho constitucional que rige en todo el ordenamiento jurídico. Por lo que un inspector sólo puede acceder a las instalaciones de tu empresa si se lo permites, así que aunque no es la mejor forma de iniciar una inspección, puedes negarle la entrada, aunque esto tiene su trampa, pues el inspector podrá entonces solicitar una autorización escrita al delegado de Hacienda de la zona, y una vez la consiga, es recomendable que le dejes entrar.

Si aún con la autorización te niegas a permitirle la entrada, Hacienda considerará que estás obstruyendo su labor y te podrá multar con cifras bastante elevadas que podrán oscilar entre los 300 y los 400.000 euros. Además, Hacienda podrá solicitar una autorización judicial, tras la cual, no podremos más que permitir el acceso del inspector.

Si bien hay una excepción a todo esto, y es que si desarrollas tu actividad en tu domicilio particular y niegas la entrada al inspector, la autorización del delegado de Hacienda no tendrá ningún valor y no será suficiente, librándote así también de la multa, y siendo la única vía de la que dispone Hacienda la autorización judicial.

En segundo lugar, otra cuestión importante es que una vez esté dentro el inspector, éste no podrá tocar nada hasta que tú o un representante, estéis presentes (salvo si se ha llegado a la autorización judicial para acceder). Es más, puedes solicitar hasta que esté tu asesor, pudiendo así retardar las actuaciones hasta que éste se persone.

Por lo tanto, y en resumidas cuentas, si te toca una inspección sorpresa podrás hacer valer tus derechos negando la entrada al inspector hasta que consiga un permiso válido y estando presente en todo lo que vaya a realizar, es más, podrás hasta solicitar que se persone tu asesor.

¿Has tenido alguna vez alguna inspección sorpresa? Cuéntanos tu experiencia.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
El IVA al 4% en la entrega de viviendas

Recientemente ha sido publicado un Real Decreto que introduce importantes novedades en el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), entre...

Cerrar