¿Sabes qué son las medidas cautelares en los aplazamientos?

0

Medidas Cautelares

¿Tienes que pagar un impuesto relacionado con tu actividad profesional de importe elevado y quieres aplazar el pago? ¿Debes para eso aportar un aval bancario o hipotecar alguno de tus inmuebles? Si es así, tienes que saber que no hace falta que hagas esto pues existe una alternativa más barata para garantizar las deudas, hablamos de las medidas cautelares.

En el caso de que debas afrontar el pago de un impuesto superior a 18.000 euros y que quieras aplazarlo, se te exigirá por Hacienda que aportes garantías que cubran el importe de la deuda aplazada, esto es el aval bancario, los intereses de demora que genere el aplazamiento y el 25% de la suma de ambas cantidades. Ahora bien, en el caso de que acredites que no es posible presentar el aval, se podrá aportar otro tipo de garantías como por ejemplo una hipoteca sobre un inmueble. Pero el hecho de aportar un aval como garantía o constituir una hipoteca es problemático por su elevado coste. Por el aval se deberá satisfacer una comisión de apertura más unas comisiones trimestrales durante todo el aplazamiento, mientras que en la hipoteca existen costes notariales y de registro.

Para estos casos es útil conocer qué son las medidas cautelares. Te puedes ahorrar estos costes adicionales si te acoges a esta previsión de la ley, y así en lugar de aportar garantías se puede solicitar a la Administración que adopte las denominadas medidas cautelares en sustitución del aval bancario o la hipoteca. Las medidas cautelares consisten en el embargo preventivo de algunos de los bienes y derechos del deudor, y para acogerte a ellas deberás acreditar a Hacienda que la constitución de las garantías resulta excesivamente gravosa respecto a la cuantía y al plazo de la deuda.

Para garantizar tu éxito, te recomendamos incluir en el escrito donde solicites la adopción de las medidas cautelares la siguiente información:

1º. Darle especial importancia al elevado coste que supone para ti formalizar una hipoteca o aval.
2º. Cuantifica y justifica los costes, por ejemplo en el caso del aval aporta dos propuestas de entidades financieras distintas denegando el mismo.
3º. Informa acerca de los bienes sobre los que Hacienda podría adoptar las medidas cautelares.
4º. Indica que tienes derecho a que las actuaciones de Hacienda que requieran tu intervención se lleven a cabo de la forma menos gravosa posible.



¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Otros
Reclama el IVA de tus facturas impagadas

Si tienes facturas impagadas, has reclamado el pago de la deuda y deseas recuperar el IVA, existen dos medios que...

Cerrar