Reclama el IVA de tus facturas impagadas

0

Correo

Si tienes facturas impagadas, has reclamado el pago de la deuda y deseas recuperar el IVA, existen dos medios que podrás utilizar para ello, o bien haber reclamado por vía judicial al deudor, o haberle hecho un requerimiento notarial, siendo esta última alternativa la que puede presentar algunos problemas por la rigidez de Hacienda en sus requerimientos. Lo explicamos a continuación.

El requerimiento notarial se introdujo para tener una vía más flexible de recuperación del IVA, ya que antes muchas empresas no recuperaban el impuesto debido a los costes que puede ocasionar una demanda judicial.

En cuanto al modo de hacerlos, la normativa permite que puedan ser, bien a través de la personación del notario en casa del cliente, o por correo certificado con acuse de recibo, siendo el notario el que se encarga del envío, PERO, Hacienda no admite la segunda vía pues entiende que no cumple los requisitos exigidos por la Ley del IVA, con lo que solo se podrá recuperar con la primera alternativa.

Siguiendo esta interpretación, los requerimientos pueden llegar a salir incluso más caros que la propia cuantía a recuperar, esto puede hacer que muchos profesionales se echen atrás y no reclamen el IVA correspondiente.

¿Por qué argumenta esto Hacienda? Lo hace porque según ellos, el requerimiento por correo certificado priva al requerido de su derecho a contestar, aún siendo contrario a la normativa notarial que sí permite los requerimientos, como hemos dicho, vía correo certificado.

Por lo aquí visto, te aconsejamos que si has realizado o piensas realizar algún requerimiento por correo, y Hacienda te pone algún tipo de reparo, te opongas utilizando alguno de estos argumentos:

  1. La normativa notarial lo permite.
  2. La Ley del IVA sólo exige que se haya efectuado requerimiento notarial, sin especificar cómo.
  3. Va en contra del espíritu de la norma que no se permita, pues se pretendía flexibilizar todo el trámite con esta nueva normativa.

Aún así, desde e-autónomos te recomendamos que, para evitarte mayores problemas, utilices la vía judicial (podrás emplear un procedimiento monitorio para deudas de hasta 250.000 €), o por requerimiento notarial presencial.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Otros
La importancia de internet en la empresa

En este video que os presentamos hoy, se muestra una entrevista realizada a Javier Rodriguez Zapatero, director general de Google...

Cerrar