Trabajadores extranjeros y paro

0

Grupo de personas

Los movimientos migratorios son muy comunes en nuestro país. Y son sobre todo las ofertas de trabajo las que impulsan este hecho. Se ha hablado mucho de que los inmigrantes quitan puestos de empleo a los trabajadores autóctonos del país, pero ahora veremos que no es así.

Supongamos que quieres contratar a un inmigrante en tu empresa. Conoces a algún familiar suyo, sabes que trabaja bien, y tiene un buen currículo. ¿Cuál es el siguiente paso a dar?

Pues tenéis que saber que contratar a alguien de fuera de la UE es más complicado que a trabajadores residentes de la UE. Mientras que para éstos últimos, el procedimiento no difiere del que se utiliza para contratar a alguien de nuestro país, para los no residentes en la UE hay que cumplir ciertos trámites.

En primer lugar, se debe intentar cubrir el puesto con las personas que haya en la lista del Instituto Nacional de Empleo (INEM), o en el Servicio de Empleo de la Comunidad Autónoma de que se trate. Para ello, se acude al INEM con la oferta de empleo, indicando las características requeridas para el puesto concreto que queremos cubrir (y que coincidirá con las características del trabajador extranjero que deseemos contratar), así como las condiciones que ofrezcas para el puesto.

Tras la presentación de la oferta de trabajo, debe esperarse a que el INEM encuentre candidatos que se ajusten al perfil descrito. Si no encuentra ninguno, o si bien no se llega a ningún acuerdo con los candidatos, el Servicio Público de Empleo otorga un certificado negativo, en el que se acredita que no hay empleados disponibles para cubrir el puesto de trabajo especificado. Y es entonces cuando se permite contratar al trabajador extranjero.

Una alternativa a este procedimiento es contratar por medio del catálogo de difícil cobertura. En dicho catálogo figuran por Comunidad Autónoma  los puestos de trabajo en los que existe carencia de candidatos, de forma que si el puesto a cubrir figura en dicha lista se puede prescindir del trámite de solicitar al INEM el certificado negativo, siendo un trámite más rápido y menos costoso.

Por lo tanto, para todos aquellos que aún piensan que nos quitan trabajo a los candidatos nacionales, podemos concluir que conseguir la certificación negativa del INEM no es especialmente fácil, y últimamente incluso se está pidiendo que se justifique que el puesto de trabajo a cubrir es imprescindible para la empresa. Y únicamente se da facilidad de contratación para aquellos puestos en los que es más difícil encontrar trabajadores nacionales.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Laboral
¿Secundo o no secundo? Ésa es la cuestión

Como todos sabréis a estas alturas, hoy 29 de septiembre hay convocada una huelga general. Todos los trabajadores tenemos derecho...

Cerrar