Actitudes fraudulentas

0

Signo de exclamación con monedas

En anteriores entradas de este blog hemos comentado los problemas que trae consigo la subida del IVA, así como consejos para que no nos pille desprevenidos. Pero nos hemos dejado en el tintero un tema espinoso, difícil de tratar y que aumenta en los tiempos que corren, pues la crisis pone a prueba la inventiva de las empresas para pagar menos. Y en muchas ocasiones estos actos son ilegales.

No hablamos de otra cosa más que del fraude fiscal. Ante la perspectiva de tener que pagar más IVA de aquí en adelante, habrá muchos más casos de “no-expedición” de facturas (el proveedor no declara el ingreso y, por tanto, no le ingresa a Hacienda el IVA derivado de la operación). En este caso, la empresa que efectuó el pago sale perjudicada, pues sin la factura correspondiente no podrá deducirse el IVA soportado.

Tal vez te hayas encontrado con este problema antes, pero muy pocos saben que hay una solución. Si tu proveedor no expide la factura, el procedimiento a seguir por tu empresa al adquirir los productos y servicios sin factura sería el siguiente:

1. Enviar a la empresa proveedora el requerimiento de la factura.

2. Si transcurre un mes (contando desde la recepción del requerimiento por el proveedor) sin obtener respuesta, se puede interponer una reclamación económico administrativa ante el Tribunal Económico Administrativo de la Comunidad Autónoma en cuestión. Este Tribunal depende de la Administración Tributaria, no es un órgano judicial. La reclamación debe incluir:

  • La denominación y NIF de tu empresa y un domicilio para notificaciones.
  • Los datos de la empresa a la que se reclama la factura y su domicilio.
  • Antecedentes de la operación y tus alegaciones.

3. El Tribunal mandará notificación al proveedor, que dispondrá de un mes para hacer las alegaciones oportunas.

4. Si el proveedor sigue son expedir factura, el Tribunal dicta resolución de que debe cumplir con su obligación de expedir la factura.

Así pues, lo que recomendamos ante todo es que es necesario conocer nuestros derechos y saber defenderlos llegado el momento. Puede ahorrarnos muchos disgustos.

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on LinkedIn0Email this to someone


¿Te ha sido de ayuda este artículo?

1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (Sin valoración)


Más en Fiscal
Ya está aquí la subida del IVA

A partir de mañana, 1 de julio de 2010, entran en vigor los nuevos tipos impositivos de IVA, los que...

Cerrar